Sector financiero

La banca recupera en Bolsa con la mirada puesta en el BCE

CaixaBank, Sabadell, BBVA y Santander ganan más del 2% mientras el bono español a diez años cae por debajo del 0,7%, nuevo mínimo histórico

Mario Draghi, presidente del BCE
Mario Draghi, presidente del BCE

Hoy tocan subidas en el sector bancario. Tras varios días de estar en la diana de las ventas por parte de los inversores, la banca recupera el buen tono y avanza con fuerza, no solo en el parqué español sino en el resto de plazas europeas.

Dentro del Ibex, CaixaBank y BBVA han liderado las subidas del sector con repuntes respectivos del 3,8% y del 3,04%. Santander, que entre el viernes y el lunes encajó un castigo cercano al 3% que llevó a su acción por debajo de los 4 euros y Banco Sabadell, que ayer perdió el nivel del euro también recuperan la calma con alzas del 2,58% y un 1,89%.

Los expertos no encuentran una razón directa que pueda justificar este acelerón de las entidades bancarias en Bolsa. “El único motivo por el que los bancos pueden estar subiendo es de tipo técnico o porque el sector ha sido muy castigado en las últimas sesiones y es posible que esté entrando dinero a estos niveles, atraído por las valoraciones”, explica Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities.

Estas revalorizaciones de la banca llegan en un momento en el que los inversores están pendientes de los bancos centrales. El presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, con derecho a voto en el Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC), sugirió ayer que un recorte de los tipos de interés oficiales puede necesitarse pronto, dadas las disputas comerciales entre EE UU y China, la ralentización de la economía estadounidense, la caída de las expectativas de inflación y la inversión de la curva de tipos. Bullard argumentó que, aunque no se materialice una ralentización tan aguda como se espera de la economía, una bajada de tipos puede ayudar a la inflación y las expectativas de inflación a acercarse a su objetivo de forma más rápida.

Además, Bullard afirmó que los mercados financieros parecen esperar un menor crecimiento y menor inflación de lo que espera el FOMC, lo que podría suponer una señal de que los tipos de interés son demasiado restrictivos para el entorno actual. Los futuros de los tipos de interés de la Reserva Federal sugieren en la actualidad una probabilidad del 90% de recorte de 25 puntos básicos en septiembre.

Pero la gran cita de los mercados, especialmente de los europeos, tendrá lugar el jueves cuando se reúna el Consejo de Gobierno del BCE. “Se espera que el discurso del banco central se vuelva más negativo y que, por tanto, el Consejo se muestre dispuesto a intervenir con nuevas medidas acomodaticias. Para empezar, se espera que se anuncien las características de las subastas de liquidez ilimitada (TLTRO) que se empezarán a implementar en septiembre”, añade Fernández-Figares.

El analistas no descarta que Mario Draghi haga algún otro anuncio, al menos una “declaración de intenciones” en este sentido para combatir la baja inflación, algo que puede terminar convirtiéndose en un problema.

El dato de inflación de la zona euro de mayo conocido hoy mete presión al BCE. La tasa de inflación interanual de la zona euro de mayo se situó en el 1,2%, medio punto porcentual por debajo de la subida de precios registrada el mes anterior y el menor incremento desde abril de 2018, según la estimación preliminar del dato publicada por Eurostat.

Nuria Álvarez, analista de Renta 4, considera que  "cualquier mensaje del BCE sobre nuevos estímulos realmente es una noticia negativa ya que demostraría que la situación de deterioro económico es peor".

La experta considera que “la realidad es que desde que se han recrudecido las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, así como los nuevos aranceles a México, y la percepción de riesgo a la baja sobre crecimiento económico global, el euríbor a 12 meses (muy importante para el sector) ha frenado su fase de recuperación volviendo a la baja y estando ya cerca de los mínimos históricos en -0,191%, y todo apunta a que vaya a marcar nuevos mínimos”.

En el mercado de deuda, los bonos ya se están anticipando en parte con los bonos españoles y portugueses registrando rentabilidades mínimas y históricas y los bonos alemanes volviendo a niveles no vistos desde mediados de 2016.

De hecho, el rendimiento del bono español con vencimiento a 10 años mantiene la senda bajista que arrancó tras la celebración de las elecciones europeas, municipales y autonómicas del 26 de mayo, situándose en el 0,653%, lo que supone un nuevo mínimo histórico.

La prima de riesgo ofrecido a los inversores en bonos españoles frente a sus homólogos alemanes se mantiene por debajo de la cota de los 90 enteros al alcanzar un mínimo de 86,2 puntos. Por su parte, el rendimiento del bono portugués a 10 años también experimenta la misma tendencia que los españoles.

Moderación de la prima italiana

Por su parte, desde MacroYield, señalan a la caída de la prima de riesgo italiana como otra posible causa de que el sector bancario respire hoy en Bolsa ya que tienen una correlación negativa muy elevada con la cotización de la banca italiana y, por ende, de la europea.

La banca italiana supone un riesgo relevante para la banca europea, porque es la que más pesa en el sector del Stoxx 600 y porque de su salud depende en gran medida que la unión bancaria continúe avanzando. "Una de las reticencias de los países halcones en la creación del fondo de garantía de depósitos común, por ejemplo, es precisamente el fuerte stock de activos morosos de la banca italiana", argumenta Patricia García Sánchez de la Barreda, de MacroYield.

Hasta ahora, la banca italiana había conseguido rebajar con rapidez este stock, pero la incertidumbre política supone un impedimento. Las posibles fricciones de Italia con la CE también serán argumentos que podrían utilizar los países que están siendo más reticentes en la creación de la unión bancaria.

La jornada del martes está siendo muy positiva para todo el sector en Europa. Julius Baer, UBI Banca y Royal Bank of Scotland son los más alcistas con ganancias del 3%, 2,7% y 2,6%, respectivamente. 

Credit Suisse: Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Unicaja podrían beneficiarse del TLTRO3

Credit Suisse considera que Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Unicaja, además de algunos bancos italianos, podrían beneficiarse de la nueva ronda de financiación barata para la banca del Banco Central Europeo (BCE) a partir de septiembre.

Los analistas de la entidad suiza esperan que el BCE detalle esta semana las condiciones de financiación y de rembolso del instrumento TLTRO3 (Targeted Longer-Term Refinancing Operations), con una maduración de dos años, según anunció en marzo.

"Esperamos que el BCE ofrezca a los bancos la misma tasa de beneficio que en el TLTRO2, de 0 a -40 puntos básicos, para mantener las condiciones del financiamiento acomodaticio", detallan los analistas, que consideran que esto resultaría favorable para los bancos europeos en el mercado.

No obstante, esta nueva etapa de financiación del BCE, a la que se acogerían algunas entidades europeas que ya se benefician del TLTRO2, no cambiará las perspectivas sobre los bancos europeos para los analistas de la entidad suiza.

Sin un claro incentivo para transferir los fondos actuales de TLTRO2 a los TLTRO3, los bancos podrían comenzar a pagar los préstamos de TLTRO, "lo que conllevaría una rápida contracción del balance del BCE y no interesa al banco por el riesgo a la baja para el crecimiento", han detallado los analistas.

Credit Suisse estima que la aceptación de esta línea de financiación alcance un máximo bruto entorno al billón de euros, equivalente al 4% de los activos del banco de la zona euro. Sin embargo, consideran probable que el resultado sea "significativamente menor en Italia y España", que representan cerca del 55% de los préstamos TLTRO pendientes.

Normas