Energía

Brookfield ultima la compra del 50% de X-Elio a KKR y los Riberas

El grupo canadiense desembolsa 525 millones de euros y el fondo de capital riesgo mantendrá el otro 50%, mientras que la familia burgalesa venderá toda su participación

Brookfield ultima la compra del 50% de X-Elio a KKR y los Riberas

Brookfield ultima la compra del 50% de X-Elio, según Reuters. El fondo canadiense cierra los últimos flecos para la adquisición de parte de las participaciones de KKR y la familia Riberas. La transacción valora el 100% de la compañía, con deuda incluida, en poco más de 1.000 millones, por lo que el fondo pagará en torno a 525 millones por la mitad.

Este ha sido uno de los procesos más competidos de los últimos meses. KKR contrató en otoño a Citi y Macquarie para desprenderse de la antigua Gestamp Solar, según publicó CincoDías el pasado 10 de octubre. Rápidamente recibió el interés tanto de fondos de inversión internacionales como de competidores industriales. Brookfield, Repsol, Iberdrola y Orix presentaron ofertas indicativas, pero finalmente solo los dos primeros se mantuvieron hasta la fase final del proceso.

En un principio, Repsol partía como favorito. No obstante, las divergencias en el precio provocaron que se terminase retirando del proceso, si bien siempre mantuvo la puerta abierta a volver si KKR rebajaba sus condiciones. La petrolera, interesada en los últimos años en tener un perfil más verde, había pactado con Macquarie transmitirle los proyectos en ejecución (brownfield, en la jerga), mientras que la compañía se quedaba con el greenfield (proyectos en desarrollo).

Los Riberas, a los que KKR compró el 80% de la compañía en 2015, se mostraron más proclives al acuerdo. El acuerdo que negocian con Brookfield establece que la familia burgalesa se desprenda del 20% que aún retenía, mientras que KKR se desprenda de un 30%. De este modo, el fondo pilotado en España por Alejo Vidal-Quadras se queda con el 50% y retiene el control de la compañía de energías renovables. Fuentes conocedoras de la situación explican que el precio no ha convencido lo suficiente a KKR para que le venda toda su participación. Un portavoz de la familia Riberas ha declinado hacer comentarios.

Un final dulce de esta transacción pondrá de manifiesto que el apetito por los activos renovables en España sigue en auge. Prueba de ello son las ventas de Eolia al fondo de pensiones de Canadá y de los activos eólicos de Renovalia en Europa a Ardian, dos operaciones que llevaban años en dique seco. Y ha provocado que muchas compañías salgan al mercado, como Fotowatio o Acciona Energía, donde KKR busca también desprenderse de su 20%.

En 2017, según sus últimas cuentas auditadas, X-Elio facturó 120,2 millones de euros, un 2,2% más que el año anterior. Mientras, su beneficio de explotación (ebit) se situó en 17,4 millones, frente a los 22,5 de 2017. Su beneficio bruto de explotación (ebitda) creció, sin embargo, un 10%, a 53,1 millones de euros. La deuda bruta de la compañía a cierre de ese ejercicio era de 624,6 millones de euros.

El 70% de su cifra de negocios correspondió a la venta de energía y que el 30% restante procedió de la actividad de construcción de parques solares a terceros.

Normas