KKR ficha a Citi y Macquarie para vender X-Elio valorada en más de 1.200 millones

El fondo de capital riesgo busca un socio que inyecte capital en la firma

Los Riberas controlan el 20% del capital a través de Gestamp Solar

Jorge Barredo, consejero delegado de X-Elio.
Jorge Barredo, consejero delegado de X-Elio.

Poco más de tres años después de que KKR anunciara la adquisición de un 80% de X-Elio, la antigua Gestamp Solar, el gigante del capital riesgo ha dado el primer paso para tantear su desinversión. La gestora de fondos de capital riesgo ha contratado a Citi y a Macquarie con el objetivo de dar entrada a otro inversor que le inyecte capital y siga con el crecimiento de la firma, según fuentes financieras. La valoración de X-Elio se sitúa en más de 1.200 millones de euros, según las estimaciones preliminares.

Desde KKR han declinado hacer comentarios sobre esta información.

KKR, que realizó la operación a través del fondo KKR Global Infrastructures, se hizo en julio de 2015 con un 80% de la compañía tras adquirir un 74,95% a la sociedad Gestamp Solar, propiedad de la familia Riberas –los mayores accionistas de Gestamp y de Gonvarri– y el 5,05% restante, a otros socios en una transacción que ascendió a 800 millones de dólares (unos 700 millones de euros al cambio actual) y que valoró a la compañía en unos 1.000 millones de dólares (870 millones de euros). El 20% restante se mantiene en manos de los Riberas a través de la sociedad Gestamp Solar.

La operación permitió a la compañía, rebautizada como X-Elio a principios de 2016, impulsar un plan de expansión para aumentar su capacidad instalada de 330 megavatios a 2.500 hasta 2020, lo que supone la inversión de unos 3.000 millones de euros. La misión era reforzarse como líder en el desarrollo, construcción, operación y mantenimiento de plantas solares fotovoltaicas.

Las cuentas, al detalle

Reorganización. En 2016 el grupo logró un ebit de 22,5 millones, frente a las pérdidas de 17,6 millones registradas por el deterioro de créditos con empresas del grupo materializados en 2015 por la reorganización de la empresa.

Remuneración. La rentabilidad de las plantas de energía verde es del 7,4%. Pero se revisará a finales de 2019.

La empresa está presente en 12 países y cuenta con más de 650 megavatios construidos en plantas solares fotovoltaicas, de las que en la actualidad tiene en operación 41. El pasado mes de julio vendió siete de sus plantas fotovoltaicas (187 megavatios) en Japón por unos 600 millones de euros a un consorcio de inversores institucionales japoneses.

La empresa dirigida por Jorge Barredo registró unas pérdidas de 15,6 millones de euros en 2016, el último ejercicio disponible en el Registro Mercantil, frente al quebranto de 17,4 de un año antes.

Normas