Apple se lleva fuera de China la fabricación de algunos iPad y MacBook para evitar vetos
EFE

Apple se lleva fuera de China la fabricación de algunos iPad y MacBook para evitar vetos

Las lleva a Indonesia por miedo a las represalias.

Parece que la guerra comercial entre China y Estados Unidos no ha hecho más que comenzar. El veto del gobierno de Trump ha provocado que empresas norteamericanas como Google, Intel o Qualcomm retiren su apoyo a Huawei. Ese hecho ha provocado el efecto rebote y, marcas estadounidenses con sedes en China, como Apple, han comenzado a tomar medidas preventivas.

Apple se lleva sus empresas de fabricación de China

Antes de que la situación vaya a mayores, la empresa de Cupertino ha tomado la medida de trasladar las empresas de desarrollo con sede en China, y así dificultar un posible veto como revacha a lo que está aconteciendo en Huawei.

Apple se lleva sus fábricas de China.
Apple se lleva sus fábricas de China. REUTERS

Es el ejemplo de Pegatron, la empresa que se dedica a ensamblar los MacBooks y los iPads, que pronto trasladará su sede de China a Indonesia para trabajar a través del fabricante local PT Sat Nusapersada. Tal y como leemos en Digitimes, el cambio se hará efectivo en mes de junio y ha supuesto una inversión de 300 millones de dólares.

Apple ha tenido que ejecutar estas acciones lo más rápidamente posible debido a esta guerra comercial que, si bien podía ser previsible desde hace algún tiempo, las consecuencias están siendo mayores de lo esperado. Unos meses atrás, Apple distribuyó fábricas fuera de China, saliendo a la luz que Foxconn iba a fabricar terminales iPhone en la India. Un movimiento que nada tenía que ver entonces, aparentemente, con lo sucedido tras el veto a Huawei, pero que le ha venido bien a la empresa de la manzana, que también ha decidido mover ficha con rapidez para evitar represalias y un posible bloqueo comercial del gobierno chino como respuesta a todo lo que está aconteciendo con Huawei.

Habrá que seguir de cerca los movimientos de la empresa, ya que el traslado de Pegatron puede que se amplíe a otras ramas de fabricación de Apple, quienes no han querido correr riesgos viendo cómo puede ponerse la situación en las próximas semanas debido al bloqueo de Estados Unidos a Huawei, lo que está provocando que la empresa china tenga que acelerar el desarrollo de su sistema operativo y, si finalmente ARM retira su apoyo, a la construcción de sus procesadores. Apple no quiere que algo así le suceda y ha tomado la solución más lógica, moviendo sus empresas de fabricación a otros países con los que no tengan conflictos comerciales.

Normas