Tecnología

Trump valora incluir en la lista negra a empresas chinas de vigilancia y de drones

La medida, que se apoyaría en razones de seguridad, afectaría a empresas como Hikvision y DJI

Cámara de videovigilancia de Huawei, en una feria tecnológica.
Cámara de videovigilancia de Huawei, en una feria tecnológica. REUTERS

El Gobierno de Estados Unidos no parece dispuesta a vetar solo a la compañía china Huawei, a quien la semana pasada incluyó en una lista negra para impedir que pueda comercializar sus productos en EE UU y bloquear que cualquier empresa estadounidense pueda suministrarle tecnología. Parece que la Administración de Donald Trump también está considerando limitar la compra de tecnología a varias empresas chinas fabricantes de equipos de videovigilancia por razones de seguridad, según medios estadounidenses. 

El diario diario The New York Times, citando a personas familiarizadas con el asunto, aseguró que EE UU pondría a la firma Hikvision Digital Technology en esta "lista negra" de empresas vetadas. De acuerdo con Bloomberg, serían hasta cinco empresas de tecnología de vigilancia las que podrían verse afectadas por el boicot. Un hecho que de producirse inflamaría aún más la guerra comercial que mantienen China y EE UU. Otro de los nombres citados es el de la empresa Zhejiang Dahua Technology. 

La medida tendría el objetivo de castigar a las compañías que colaboran con la vigilancia y represión de la minoría uigur, de confesión musulmana y localizada en el Oeste de China, según informa Europa Press. Pekín estaría usando las capacidades de reconocimiento facial de estas empresas para extremar aún más el control sobre los habitantes de la zona.

Hikvision es uno de los mayores fabricantes de productos de vigilancia en el mundo y es fundamental para el objetivo de China de convertirse en el principal exportador mundial de sistemas de vigilancia. Las compañías chinas que fabrican estos equipos han comenzado a exportar este tipo de tecnologías a otros países como Ecuador, Zimbabue, Uzbekistán, Pakistán y Emiratos Árabes Unidos para una mayor vigilancia de sus ciudadanos. Según el periódico citado, la Administración estadounidense podría tomar una decisión final en las próximas semanas. Un ejecutivo de Hikvision aseguró ayer a Reuters que "incluso si EE UU deja de venderles algunos componentes, podremos remediarlo a través de otros proveedores".

La tensión entre ambas potencias crecerá, sin duda, si como aseguran otros medios estadounidenses también son incluidas a la famosa lista negra otras compañías chinas fabricantes de drones. En este sentido, el Gobierno de EE UU ya ha emitido una advertencia sobre los aviones no tripulados fabricados por empresas de este país asiático, pues argumentan "representan un riesgo para el ciberespionaje chino". Según informa la cadena británica BBC, la advertencia no se ha referido a una empresa concreta, pero el líder del mercado DJI ya ha dicho que ha tomado medidas para mantener seguros los datos de sus clientes. "A todos ellos les damos un control total y completo sobre cómo se recopilan, almacenan y transmiten sus datos", añaden.

DJI, que representa más del 70% del mercado estadounidense de drones de valor superior a 500 dólares, según la empresa de análisis Skylogic, aseguró que a los clientes gubernamentales y de infraestructuras críticas que requieren garantías adicionales les proporcionan drones que no transfieren datos a DJI o a través de internet. 

Otra empresa que podría verse afectada por el potencial boicot es Yuneec, el segundo fabricante de drones chinos más vendido. La compañía, tras conocer la advertencia del gobierno estadounidense, también se ha apresurado a asegurar que ofrece a sus clientes todo el control de sus datos. "Todos nuestros vehículos aéreos no tripulados no comparten telemetría o datos visuales" ni con ellos ni con terceras partes.

La advertencia hacia estas compañías fue publicada este lunes por la Agencia de Seguridad, Ciberseguridad e Infraestructura de EE UU, según avanzó la CNN. En una nota se indicaba expresamente que "el Gobierno de EE UU está muy preocupado por cualquier producto tecnológico que lleve los datos estadounidenses al territorio de un estado autoritario que le permita a sus servicios de inteligencia tener acceso ilimitado a esa información o abusar de dicho acceso".

Estas preocupaciones, según detalla la BBC, no son nuevas. En agosto de 2017, el Ejército de los EE UU ya prohibió que sus tropas utilizaran drones de DJI. Esta compañía ya introdujo un modo de privacidad a sus drones para impedir que los datos se subieran a internet. Yuneec también tomó medidas en 2018. La compañía se asoció con un proveedor de software y almacenamiento en la nube con sede en EE UU para transmitir más confianza a los clientes y a las autoridades de ese país.

Normas