Refrescos

ISS cree que los Daurella reforzarán su control sobre CCEP si alcanzan el 39% de la embotelladora

La junta de accionistas de CCEP votará una excepción para que Olive Partners, sociedad de los Daurella, no tenga que lanzar una oferta por el 100% de la empresa

Sol Daurella, presidenta de Coca Cola European Partners.
Sol Daurella, presidenta de Coca Cola European Partners.

El proxy advisor ISS recomienda votar en contra de hasta cuatro puntos del orden del día de la próxima junta de accionistas de Coca Cola European Partners, la mayor embotelladora de la firma de refrescos en Europa, que se celebrará el 29 de mayo.

En concreto, ISS pone la lupa en tres de esos puntos, que tienen relación con un programa de recompra de acciones que quiere impulsar la embotelladora, una estrategia que ha seguido también en los últimos años. El principal punto de discusión es el número 17, y tiene que ver con la sociedad Olive Partners SA, principal accionista de CCEP con el 35% del capital y propiedad de la familia Daurella.

CCEP, presidida por Sol Daurella, ha propuesto a sus accionistas que voten a favor de una dispensa para que Olive Partners no esté obligada a lanzar una opa por el 100% de la compañía, pese a que su porcentaje en el capital de esta se podría elevar hasta el 39,0929% a través del programa de recompra de acciones. Esto pese a que la ley de opas británica, a la que tiene que obedecer CCEP al estar radicada en Londres, dice en su artículo 9 que cualquier accionista que supere el 30% del capital debe lanzar una oferta por el resto de las acciones que no posee, como sucede en la legislación española, también si se eleva a través de una recompra de títulos, la cual se desarrolla en los puntos 18 y 19. ISS también aconseja votar en contra de ellos, al entender que se trata de una toma de control progresiva y que, por tanto, los Daurella reforzarán su poder sobre CCEP sin tener que lanzar una opa.

Una obligación que la embotelladora busca esquivar a través de un acuerdo con sus accionistas, algo que, por otra parte, ya ha aprobado en juntas anteriores. Como explica en su orden del día, de no existir esa salvaguarda, Olive tendría que lanzar una opa. Esa dispensa se basa, principalmente, en el compromiso esgrimido por los Daurella de que su intención no es, en ningún caso, alcanzar el 50% del capital de la compañía, ni proponer el cambio de consejeros ni puestos ejecutivos como consecuencia de su mayor peso accionarial. Unas intenciones en las que ha tenido que volver a insistir hoy, dado el informe negativo emitido por ISS. "Olive ha confirmado que no tiene intención de cambiar su enfoque respecto a CCEP como consecuencia de un incremento en sus acciones a través de un programa de recompra. No tiene intención de impulsar ningún cambio en el consejo de administración o en ningún otro aspecto del negocio de la compañía", afirma el documento pubilcado hoy por CCEP. Ante estas afirmaciones, la embotelladora cree que cualquier duda sobre una posible toma de control total es "infundada".

En contra de la opinión de ISS, otro proxy, Glass Lewis, sí recomienda respaldar todos estos puntos.

Normas