Nissan y sindicatos llegan a un acuerdo para recortar 600 empleos en Barcelona

La compañía ha ofrecido mantener el 90% del salario de aquellos trabajadores que se acojan a las prejubilaciones

El logo de un Nissan. EFEArchivo
El logo de un Nissan. EFE/Archivo EFE

La dirección de la planta de Nissan en Barcelona ha llegado a un acuerdo con los sindicatos para llevar a cabo un recorte de 600 empleos en las factorías de Zona Franca y Montcada. La compañía, que había dado por terminadas las conversaciones la semana pasada, ha terminado ofreciendo un 90% del salario neto a aquellos empleados que se acojan a la prejubilación, cuando hasta ahora había propuesto un 85%. Javier Turrillo, delegado sindical de CGT en Nissan, ha explicado a CincoDías que la nueva propuesta lo único que hace es igualar las condiciones que se daban antes de que la empresa anunciase su intención de recortar empleos.

La oferta de la empresa también contempla un plan de bajas incentivadas hasta marzo de 2020. Los empleados que decidan adherirse a dicho plan recibirán la indemnización legal correspondiente más 50.000 euros netos.

Las agrupaciones sindicales CCOO, UGT y Sigen-Usoc han firmado el acuerdo en Barcelona a la vez que se celebraba en dicha ciudad el Salón del Automóvil, mientras que CGT no lo ha suscrito, ya que aspiraba a lograr más mejoras en el convenio y a un compromiso de futuro que finalmente no ha sido recogido en el acuerdo. "Es un acuerdo que está muy lejos de lo que los trabajadores proponíamos. Por ejemplo, los aumentos salariales que ofrece la empresa para los empleados que se queden en la planta no igualan ni siquiera el IPC”, ha señalado Turrillo. La subida salarial pactada ha sido finalmente de un 2% consolidado y otro 2% no consolidado que se llevarán a cabo en los ejercicios 2020 y 2021.

“El acuerdo nos permite aprovechar la oportunidad de futuro que nos ofrece la multinacional para seguir fabricando automóviles en Barcelona", ha asegurado Genís Alonso, director general de Nissan Motor Ibérica.

Los sindicatos y la empresa mantuvieron el miércoles intensas negociaciones que al final han desembocado en la firma de este convenio. La compañía había puesto la firma de este acuerdo como condición para instalar una nueva planta de pintura en Barcelona, que tanto sindicatos como Nissan coinciden en señalar que es clave para poder seguir con la producción en un futuro. La compañía invertirá 70 millones de euros en esta nueva planta.

Desde CGT han explicado que siguen sin ver un compromiso claro de futuro por parte de Nissan para las dos plantas barcelonesas. Por su parte, Nissan no ha cerrado la puerta a que se puedan producir más despidos en un futuro. “Si por la evolución del negocio fueran necesarias nuevas medidas de ajuste, la Compañía abrirá un marco de negociación con la Representación de los Trabajadores, priorizando planes de prejubilación”, han explicado en la empresa.

La compañía logra de esta manera llegar a un acuerdo para una reducción de la masa laboral, que consideraba vital para hacer viables a largo plazo las plantas de Zona Franca y Montcada.

Nissan en Barcelona cerró el ejercicio fiscal 2018/2019 con una producción de 60.000 unidades, cuando su capacidad alcanza los 200.000 coches.

Normas