Automóvil

Nissan eleva a 600 despidos el ajuste de la planta de Barcelona para hacerla viable

El plan industrial incluye una inversión de 70 millones de euros para construir una nueva y más moderna planta de pintura

nissan zona franca
El presidente de Nissan Europa Gianluca De Ficchy (dcha) y el vicepresidente ejecutivo de la alaizan Renault-Nissan-Mitsubishi, Jose Vicente de Los Mozos, hoy en Barcelona. AFP

Nissan pretende recortar su plantilla en 600 trabajadores. Así lo han anunciado este martes Gianluca De Ficchy, presidente de la automovilística en Europa, y José Vicente de los Mozos, responsable de fabricación de la alianza Renault-Nissan. A cambio de esta reducción de empleos, la empresa ha anunciado una inversión de 70 millones de euros en una nueva planta de pintura.

Este último punto es importante, ya que era una petición de los sindicatos. Había dos posibilidades abiertas hasta ahora para la planta de pintura. La primera sería una remodelación de la actual, que demandaría una inversión de entre 10 y 15 millones de euros. Otra opción sería construir una nueva planta que conllevaría un coste de 70 millones. Esta última era la opción que querían los sindicatos, ya que a su entender significaría que Nissan tiene intención de que la planta siguiese en funcionamiento en el largo plazo. La primera de las opciones, la remodelación, daría una vida útil extra a la fábrica barcelonesa de unos 10 años, según sindicatos.

“Queremos seguir invirtiendo en esta planta, pero para hacerlo debemos conseguir que sea competitiva a futuro”, ha señalado De Ficchy. “Es un acuerdo a tres años hasta el final de 2021 para dar estabilidad y prepararnos para jugar el partido, ahora no es el momento de jugar el partido con un nuevo modelo. Todos tenemos que trabajar para que ese futuro se haga realidad”, ha añadido De los Mozos, que ha sido muy optimista respecto al futuro de la planta. De los Mozos ha destacado que Nissan “quiere seguir produciendo vehículos en Zona Franca”, lo que a su parecer, es una gran noticia “en un mundo del automóvil que está cambiando de forma radical”.

El recorte de trabajadores se hará con prejubilaciones, a las que se podrían acoger un total de 500 empleados, mientras que el resto serían bajas incentivadas. Esta planta ha dado un beneficio neto de 35,02 millones en el año fiscal 2018/19, dos millones menos que el año pasado.

De Ficchy ha dicho que Nissan ha hecho estos cálculos en relación a la cantidad de unidad que produce actualmente la planta, que cerrará este ejercicio (termina en este mes de marzo) con 60.000 coches, cuando la factoría tiene una capacidad productiva de 200.000 automóviles. Actualmente, en la fábrica de Zona Franca se ensamblan tres pick ups: la Navara, la Alaskan (Renault) y la Clase X (Mercedes); y la furgoneta NV-200 eléctrica. De esta última, la factoría dejará de hacer la versión de combustión en verano.

Por su parte, el comité de empresa de  Nissan en la Zona Franca de Barcelona y Montcada y Reixac (Barcelona) ha lamentado este martes "la falta de una apuesta que garantice el futuro de Nissan en Barcelona". Así ha reaccionado a la propuesta de la compañía de reducir la plantilla en unas 600 personas para hacer frente a la situación de bajas producciones, ha informado CC.OO. de Cataluña este martes en un comunicado.

El comité pone de manifiesto que en las medidas presentadas por la compañía no aparece la posibilidad de fabricar un nuevo modelo que pueda hacer aumentar los bajos niveles de producción existentes. Por ello, hace una valoración negativa del anuncio, ya que solo significa "un parche" ante situaciones de calado estructural en que se encuentran las planas de Barcelona y Montcada i Reixac, en sus palabras.

Ha recordado, a su vez, que desde el comité han presentado varias peticiones para que se presente un plan industrial que contemple el mantenimiento de la ocupación y la actividad de Nissan.

"Manifestamos el compromiso de hacer frente a una negociación que tiene que garantizar las condiciones sociales que hasta ahora hemos acordado para todas las personas que se vean afectadas y las garantías de ocupación a presente y futuro para el resto de la plantilla", ha opinado el comité.

El comité seguirá instando a las instituciones a que se impliquen en garantizar el futuro de la empresa en Barcelona: "Tenemos presentes todas las reuniones que hemos mantenido con las administraciones públicas".

Asimismo, ha pedido a la compañía que clarifique el modelo de fábrica que quiere, si está preparada para afrontar los cambios que se producirán en el sector de la automoción y cómo prevé mantener la ocupación en el futuro.

Normas