La apertura de tiendas de lujo sigue sin despegar en Madrid

Londres concentró en 2018 el 10% de las inauguraciones. La capital española se quedó por debajo del 2% global

Tienda de Loewe en la calle Serrano de Madrid.
Tienda de Loewe en la calle Serrano de Madrid.

En lo que al mercado del lujo respecta, Londres parece estar esquivando la situación de incertidumbre económica derivada del Brexit. Durante 2018, la capital británica concentró casi el 10% del total de aperturas de tiendas y locales exclusivos a nivel global, por delante de Bankgkok (6,7%), Hong Kong y Dubai (ambas con un 6,4%), París (4,7%) y Nueva York (4,4%). Así, mientras que a lo largo de 2017 Londres ocupaba la cuarta posición, la metrópoli ha conseguido convertirse en el destino más atractivo para los retailers de alta gama, superando a París, Tokio y Singapur, los enclaves que hasta la fecha habían ocupado los primeros puestos año tras año.

Son datos de la última edición del informe Global Luxury Retail 2019, presentado este lunes por Savills Aguirre Newman, y que en lo relativo a la cantidad de aperturas que vive cada ciudad, no deja a Madrid en una buena posición. La citada consultora, debido al escaso impacto que la localidad representa, no dispone del dato exacto, “pero estamos muy por debajo de las principales ciudades europeas”, explica Andrés Martín, director de retail de Savills en España.

Las causas que explican el nulo impacto del mercado madrileño, por debajo de al menos el 2% global, no obedecen a que las marcas peleen por concentrarse en el polo formado por las calles Serrano y Ortega y Gasset, “ya que encontramos disponibilidad de locales en las zonas prime de estos lugares”. Las marcas de lujo que buscan abrir en Madrid, añade Martín, necesitan que sus números sean rentables, y para ello es necesario un público adecuado, tanto de turistas internacionales y domésticos, como de residentes. “El número de hogares con rentas altas y el gasto en retail en Madrid son, por el momento, comparativamente inferiores respecto a la mayoría de capitales del mundo”.

Cabe recordar, señala Martín, que no todos los enclaves pueden entrar en este mercado: “En 2018 las aperturas de marcas de lujo se concentraron en 85 ciudades del mundo, frente a las 118 que registraron nuevas aperturas un año antes. No todas están preparadas para esto”.

Por eso, explican desde Savills, la causa principal que no permite despegar a Madrid es la escasez de turismo de alto standing. “En Madrid, hasta el día de hoy, el turismo de lujo era menor que en el resto de ciudades debido a la falta de oferta hotelera exclusiva”, señala Martín. Sin embargo, continúa, esta situación va a cambiar, ya que “creemos que aquí hay potencial y desarrollo para el mercado del lujo debido a proyectos hoteleros como el Four Sesons de Canalejas, el Hotel W o el Marriot Edition”, proyectos, todos ellos, que pueden ayudar a la ciudad a posicionarse como destino.

En donde sí destaca la capital española es en las rentas que mueven los alquileres de alta gama. Madrid, por detrás de París y Londres, es la tercera ciudad del mundo en la que más crece el precio del metro cuadrado destinado al arrendamiento, con un coste medio que supera los 2.500 euros anuales. En Madrid, “la calle de lujo por excelencia es Ortega y Gasset, con un valor de 2.220 euros al año por metro cuadrado. No obstante, estamos observando cómo muchos operadores de alta gama prefieren ubicarse en Serrano, donde las rentas superan los 2.965 euros”.

A grandes rasgos, desde la consultora esperan cierta estabilización de las rentas de lujo en Madrid, dejando fuera del saco los locales situados en calle Serrano, “donde esperamos ver cierto recorrido, porque creemos que la ciudad sigue estando en el punto de mira de las marcas de alta gama”, prosigue Martín.

Sin embargo, a pesar del buen comportamiento de la ciudad española, las cifras siguen estando muy lejos de los precios que manejan las dos primeras de la clasificación. París, en donde el metro cuadrado se cotiza más alto, alcanza los 18.000 euros anuales en la Avenue Montaigne, que ha experimentado un crecimiento del 20% entre 2017 y 2018 gracias, en gran medida, a la mejora del turismo.

Detrás de la capital española, la lista la completan Estocolmo, Melburne, Sydney, Frankfurt, Hong Kong y Munich. “Si comparamos Madrid con el resto de las ciudades europeas o mundiales, estamos en niveles de rentas bastante inferiores, por lo que el recorrido en el crecimiento de rentas es mayor. Desde luego esto puede ser una oportunidad para el desembarco de nuevas marcas de lujo frente a otras ciudades”, añade Martín.

Normas