Peugeot defiende al diésel para alcanzar los objetivos de emisiones de Europa

La directora de Peugeot España: El objetivo es ofrecer diversas opciones energéticas

Hélène Boutelau, directora de la marca en España y Portugal.
Hélène Boutelau, directora de la marca en España y Portugal.

Peugeot defiende al diésel como un carburante que ayudará a cumplir los objetivos de emisiones de gases de la Unión Europea. Estos establecen que los coches nuevos tendrán que emitir una media de emisiones de 95 gramos de CO2 por kilómetro. Así se lo asegura a CincoDías Hélène Boutelau, directora de la marca en España y Portugal desde julio del año pasado. “Para llegar a este objetivo, que es bastante ambicioso, seguro que hay que desarrollar energías alternativas. No puedo decir que si solo fabricasemos coches diésel llegaríamos al objetivo. Pero ayudaría”, explica una de las pocas mujeres directivas en la industria del motor.

Boutelau señala que la caída del diésel es un proceso que ya se vivió en otros países del norte de Europa. “Los países del sur de Europa, en comparación con las regiones del norte, han sido históricamente más de diésel y la transición se ha hecho un poco más lenta. Hubo una aceleración ahora, pero en otros países ya había ocurrido anteriormente”, indica la directiva, que añade que declaraciones como las que hizo el año pasado la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que dijo que el diésel tiene los días contados, son “equivalentes a otras que hubo en más países europeos”.

Respecto a la estrategia de electrificación de la marca, el Peugeot 208 que fue presentado durante el pasado salón del automóvil de Ginebra, será el primer vehículo eléctrico de la nueva generación de Peugeot. “Se espera un crecimiento del mercado eléctrico en los próximos años empujado por las demandas de la Unión Europea de reducir las emisiones de CO2. Es importante saber que la estrategia de la marca no pasa por poseer una gama eléctrica y otra térmica, sino que dentro de cada modelo el cliente pueda tener todas las opciones energéticas”, señala Boutelau.

El año que viene será el turno del Peugeot 2008 y de los híbridos enchufables, que se reservarán para segmentos más grandes de la firma francesa. El objetivo de Peugeot es tener una versión eléctrica de todos sus modelos para 2025. Además, recientemente el grupo PSA (al que pertenece Peugeot) anunció que en 2020 será el único fabricante que produzca modelos eléctricos en todas sus plantas (tiene tres, una en Vigo, otra en Madrid y otra en Zaragoza).

Servicios de movilidad

“Hay que prepararse para un modelo de negocio que irá evolucionando, además de ser un constructor, somos un proveedor de movilidad”, explica Boutelau. PSA compró a finales de 2018 la totalidad de Emov, una compañía de coche compartido 100% eléctrico que opera en Madrid. Actualmente solo opera con vehículos de la marca Citroën, pero la directiva espera que en un futuro pueda sumarse el Peugeot 208. “Emov es una empresa de PSA y cuando se tengan que renovar los coches se considerará a todas las marcas del grupo”, asegura la directiva.

2018, un buen año para los concesionarios de la marca

Boutelau señala que la rentabilidad de la red de concesionarios fue de un 1,1% en 2018 y que esperan que se mantenga estable en 2019. “Estamos hablando de un porcentaje de rentabilidad que es el mismo que el de 2017, pero sobre un volumen de facturación mayor. Por ejemplo, en vehículo nuevo subió un 20% la facturación de la red. La idea es mantener la rentabilidad pero sobre volúmenes de facturación cada vez más grandes”, asegura la directiva. Además, subrayó la importancia de la red de concesionarios: “La venta online es una palanca más, pero no reemplazará a la red de concesionarios” en la venta de coches.

Normas