Acciona encarga a Foster un proyecto emblemático de oficinas en Madrid

El arquitecto británico diseña su nueva obra en Méndez Álvaro

La compañía compró el solar y la nave a Naturgy en 2017

Nave de ladrillo que forma parte del proyecto de Acciona y Foster+Partners.
Nave de ladrillo que forma parte del proyecto de Acciona y Foster+Partners.

Madrid podrá disfrutar de una nueva obra de Norman Foster. El prestigioso arquitecto ha recibido el encargo de Acciona para diseñar un complejo de oficinas en la zona de Méndez Álvaro, una de las áreas de más crecimiento de la ciudad en viviendas y sedes de empresas.

Acciona ha buscado un arquitecto de primera línea para que el complejo que proyecta en la calle Ombú, colindante al centro comercial de El Corte Inglés de Méndez Álvaro, se convierta en un desarrollo simbólico para la empresa y para la ciudad. “Se trata de un proyecto emblemático, a la vanguardia de todas las tendencias en sostenibilidad e innovación en los que están comprometidos tanto el arquitecto como Acciona”, indica un portavoz de la cotizada en el Ibex 35.

El encargo de Acciona pasa por unir arquitectónicamente una nave industrial de ladrillo de hace 115 años junto a complejo de nueva construcción, en un solar de más de 10.000 m2, adquirido a Naturgy en 2017. “Buscamos que sea una mezcla perfecta entre vanguardia y clasicismo, en una localización en una de las zonas de mayor crecimiento tanto en residencial como en oficinas de Madrid”, aseguran desde Acciona. De momento se desconocen los detalles sobre el proyecto, la inversión, los plazos ni existen bocetos públicos.

Colonial elige a Lamela para otro proyecto icónico en ese área

En la zona de Méndez Álvaro se han instalado numerosas empresas como Repsol, Amazon, Adif, Mahou, CLH o Ericsson. Acciona también ha valorado que el edificio de la calle Ombú acoja su propio cuartel general, aunque últimamente gana enteros otro proyecto en la calle Mesena (Hortaleza), en la antigua sede de Santander España. De igual forma, Colonial desarrolla en ese área cerca de Atocha un gran campus de oficinas y viviendas, además de una torre para Catalana Occidente, que se prevé como otro trabajo icónico en la zona. En este caso, la inmobiliaria anunció el pasado año que ha elegido a Carlos Lamela, otro arquitecto de prestigio, para encabezar el diseño.

Este complejo será el tercer diseño del estudio Foster+Partners en paralelo en Madrid. Actualmente el arquitecto británico levanta el edificio Axis en la Plaza de Colón, donde se ubicaba la sede histórica de Barclays. En ese caso, el edificio fue adquirido por el fondo CBRE GI y donde se levanta un nuevo inmueble de oficinas y comercial. Además, junto a Carlos Rubio ganó el concurso para la remodelación del Salón de Reinos por la que el Museo del Prado sumará 2.500 m2 en una nueva ampliación. Aunque esta obra está pendiente de una dotación presupuestaria.

Foster, galardonado con el premio Pritzker en 1999 y con el Príncipe de Asturias en 2009, cuenta con trabajos anteriores en Madrid. El más importante es la Torre Cepsa, terminada en 2009 el entorno de las Cuatro Torres, y que tiene el título de segundo edificio más alto de España con 248 metros. Adicionalmente concluyó la reforma del palacete de 1912 en Chamberí que acoge la propia Fundación Norman Foster. En España también ideó las estaciones de metro de Bilbao, la Bodega Faustino en Burgos, la torre de comunicaciones de Collserola y las estaciones de servicio de Repsol.

El arquitecto Norman Foster en la presentación en Madrid de su edificio Axis en la Plaza de Colón, el pasado año.
El arquitecto Norman Foster en la presentación en Madrid de su edificio Axis en la Plaza de Colón, el pasado año.

La peculiaridad del encargo de Acciona pasa por integrar la nave de ladrillo, construida en 1903 como parte de la antigua Sociedad de Gasificación Industrial de Cerro de la Plata, que en los últimos tiempos servía como almacén de artículos para el mantenimiento de las redes eléctricas y subestaciones. El inmueble fue diseñado por Luis de Landecho, reconocido arquitecto que proyectó el Hotel Ritz y el Ateneo en Madrid. El conjunto disponía de varias naves, entre ellas la de motores (que es la que todavía queda en pie) y algunos chalés. El edificio de ladrillo y sus detalles decorativos son un ejemplo fabril de la época y cuentan con protección arquitectónica.

Normas