Las cuentas de 2018 encarecen diésel y gasolina hasta en 5,8 céntimos por litro

El nuevo tipo único de hidrocarburos, en vigor desde enero, fue incluido en los Presupuestos del PP

Surtidores de gasolina.
Surtidores de gasolina.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que impulsó el PP han puesto en marcha, con efectos desde el 1 de enero de 2019, una nueva fiscalidad sobre hidrocarburos que los encarece sensiblemente. Así lo ha dictaminado este miércoles la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en un informe que concluye el llamado tipo único ha incrementado el precio de venta al público de la gasolina y el gasóleo hasta en 5,8 céntimos por litro.

Paradójicamente, este alza de precios es superior a los 3,8 céntimos por litro (4,8 céntimos, sumado el IVA) que hubiera supuesto equiparar la fiscalidad del gasoil a la de la gasolina por ser igual de contaminante, como proponía el actual Gobierno socialista en lo que PP y Ciudadanos tacharon de “impuestazo” al diésel. La medida fue incluida en el proyecto de Presupuestos Generales de 2019, que fue tumbado por el Congreso de los Diputados propiciando el adelanto de las elecciones al 28 de abril.

El nuevo tipo único integra los dos tramos del antiguo Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH) que incluía uno autonómico (de entre 0 y 4,8 céntimos por litro, según la comunidad) y el estatal (de 2,4 céntimos por litro). El nuevo gravamen se sitúa en 7,2 céntimos en toda España.

“La primera consecuencia es que, a pesar de que los precios antes de impuestos disminuyeron, el incremento impositivo produjo un aumento de los precios de venta al público”, detalla la CNMC en su informe. Este establece que la gasolina 95 descendió un 2% (1 céntimo por litro) y el gasóleo A un 1,6% (0,95 céntimos por litro) pero luego acabaron encareciéndose en 0,10 céntimos y 0,22 céntimos.

“La segunda consecuencia es que se ha modificado el ranking provincial de precios de venta al público. En las comunidades en las que se aplicaba un tramo autonómico igual a cero (Castilla y León, Navarra, La Rioja, Cantabria y País Vasco), el precio se incrementó en 5,8 céntimos de euro por litro (4,8 céntimos + 21% de IVA) debido al cambio impositivo”, recoge el documento.

Así, las provincias con la gasolina 95 más cara fueron Guipúzcoa, Asturias y Vizcaya, mientras que las más baratas fueron Almería, Murcia y Lleida. En el caso del gasóleo A, Guipúzcoa, Vizcaya y Cantabria fueron las provincias con precios más elevados, mientras que Badajoz, Lleida y Valencia registraron los más bajos.

Normas