Alphabet acuerda con Leroy Merlin la entrega de 76 coches compartidos para su flota

Serán utilizados por los trabajadores que se encarguen del servicio técnico a domicilio

Punto de venta de Leroy Merlin en la Comunidad de Madrid.
Punto de venta de Leroy Merlin en la Comunidad de Madrid.

La compañía de gestión de flotas y movilidad corporativa Alphabet ha alcanzado un acuerdo con la empresa francesa de bricolaje Leroy Merlin, para dotar a esta de 76 vehículos compartidos para sus puntos de venta en España. Estos automóviles serán utilizados por los trabajadores que realicen el servicio técnico a domicilio.

“Nos sentimos muy orgullosos de haber alcanzado este acuerdo de movilidad compartida. Poder contribuir a mejorar la movilidad de una multinacional como Leroy Merlin refuerza nuestra apuesta por ofrecer una estrategia de movilidad integral que va más allá de la tradicional gestión de flotas”, ha señalado este miércoles Rocío Carrascosa, consejera delegada de Alphabet España.

Los vehículos son Renault Clio Sport Tourer de gasolina, aunque desde Leroy Merlin no descartaron que en un futuro decidan cambiar a vehículos eléctricos. En la compañía han explicado que este tipo de movilidad todavía tiene el inconveniente de la autonomía, un punto que les ha hecho declinarse por vehículos de combustión.

Leroy Merlin dispondrá de un vehículo de Alphabet por cada dos trabajadores que realicen el servicio de atención al cliente en el domicilio. En total, será uno por cada tienda, excepto tres puntos de venta que dispondrán de dos.

Actualmente, la firma francesa cuenta con 150 empleados y pretende contratar otras 250 personas más para esta tarea. “Uno de nuestros ejes de crecimiento en los próximos años es tener más presencia en la casa del cliente”, han asegurado desde Leroy Merlin.

“Creemos que hay un mercado potencial de 2.500 millones de euros en el acondicionamiento del hogar”, han añadido en la firma de bricolaje.

El servicio que prestará Alphabet a través de Alphacity, su marca de carsharing corporativo, se pagará mediante una factura mensual, como un renting. Para acceder al coche no se necesita llave, se hace mediante una tarjeta de la que dispondrá cada trabajador. La intención de la firma francesa es analizar cómo funciona el servicio en los próximos seis meses, para después plantearse una posible ampliación de la flota y dotar de más coches a sus puntos de venta. "Hay seis tiendas que ya nos piden otro coche", han asegurado desde la compañía de bricolaje.

Normas