Renta fija

El Tesoro prevé captar 5.000 millones en una emisión sindicada a 15 años

En enero vendió 10.000 millones en una subasta con vencimiento en 2020 y la demanda batió récord

Carlos San Basilio, secretario general del Tesoro
Carlos San Basilio, secretario general del Tesoro

El Tesoro está dispuesto a aprovechar las buenas condiciones financieras y según informaciones recabadas por Bloomberg estaría preparando una emisión sindicada a 15 años. Con esta colocación España se marca como objetivo colocar 5.000 millones de euros. Para llevar a cabo la colocación el organismo que dirige Carlos San Basilio ha dado mandato a seis entidades entre las que se encuentran Goldman Sachs, Barclays y Santander.

La venta se produce en un momento de incremento de las incertidumbres políticas después del rechazo de los Presupuestos y de que Pedro Sánchez convocara elecciones para el 28 de abril. El pasado 22 de enero el Tesoro vendió 10.000 millones de euros en un bono con vencimiento en abril de 2029. El precio de la colocación fue de 65 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés de referencia en el mercado interbancario libre de riesgo), equivalente a una rentabilidad del 1,462%. Lo más destacado de la anterior colocación fue la demanda que alcanzó récord al situarse en los 46.500 millones, por encima de los 43.000 millones registrados en la emisión sindicada de enero de 2018.

La referencia a 15 años que existe en la actualidad que vence el junio de 2033 cotiza en el 1,71%. A pesar de la creciente inestabilidad política, el mercado de deuda español ha permanecido al margen. La rentabilidad de la deuda a 10 años se sitúa por debajo del 1,2%. En concreto los rendimientos caen al 1,17% y marcan mínimos de abril de 2018. La prima de riesgo, por su parte, permanece estable en los 106 puntos básicos, a cierta distancia de la italiana que sube a los 268 con la deuda con vencimiento en 2029 en el 2,79%. 

La deuda española logra sacar partido a un escenario poco alentador. En un momento en el que los rumores que apuntan a una desaceleración en Europa crecen a marchas forzadas, la deuda española logra mantener el tipo y beneficiarse de las noticias que apuntan a la posibilidad de que el BCE no toque los tipos este año. Esto está contribuyendo al mantenimiento de los costes de financiación.

Hasta la fecha el Tesoro ha vendido ya el 22% de lo previsto para el conjunto del años (unos 126.900 millones), por delante de Alemania, Francia e Italia. Este importe es un 1% superior a lo adjudicado en el mismo periodo de 2018.

Normas