El Corte Inglés ofrecerá el catálogo de Masvision tras vender Óptica 2000 a GrandVision

El grupo holandés mantendrá la actual marca del grupo de distribución y ampliará y reformará su red

Grandvision compra Optica 2000
Jesús Nuño de la Rosa, presidente de El Corte Inglés.

El Corte Inglés ha vendido Óptica 2000 al grupo holandés GrandVision y en la misma operación ha firmado una alianza estratégica con él. Así, la desinversión tendrá dos grandes consecuencias: potenciará la marca Óptica 2000, al ampliar su catálogo con los productos de Masvision – la cadena con la que ya está presente GrandVision en España–, y El Corte Inglés reducirá su endeudamiento. CincoDías ha publicado hoy en su edición en papel la noticia.

El grupo holandés adquiere así el capital de la cadena especializada en productos y servicios ópticos y de audición con el objetivo de reforzar su cuota de mercado en España, según explican GrandVision y El Corte Inglés en respectivos comunicados. El grupo español asegura que "!a plantilla no se verá afectada por la operación y seguirá prestando sus servicios profesionales en los centros habituales". Las cuentas de Óptica 2000 de 2017 revelan que su número de trabajadores fue de unas 700 personas.

Esta filial es la última por facturación del grupo español, con unos 83 millones de euros de ventas, y un ebitda de 10,4 millones de euros. Los grandes almacenes suponen la primera actividad de El Corte Inglés con 11.396,5 millones de ventas en 2017, seguida de la de Viajes (2.533,6 millones), su división de consultoría informática, denominada Iecisa (667,4 millones), Supercor (641,8), Sfera (271) y Seguros (165,2 millones de euros).

En el apartado del beneficio bruto de explotación (ebitda), sumó 10,4 millones de euros, el 1% de los 1.053,7 millones del gigante español de la distribución. La filial no ha experimentado crecimientos significativos en los últimos años, si bien es rentable. El beneficio neto de Óptica 2000 el pasado ejercicio fiscal fue de 6,82 millones de euros, cifra que asciende a 7 millones con su negocio portugués. De esta cantidad devolvió seis millones a su matriz en forma de dividendos.

GrandVision cotiza en Bolsa con una capitalización 5.000 millones de euros que opera más de 7.000 establecimientos en unos 40 países de todo el mundo con alrededor de 36.000 empleados y una facturación el año pasado superior a los 3.700 millones de euros, según las cifras preliminares del cierre del ejercicio. Está presente en España con Masvision, que adquirió hace 10 años, cadena que cuenta con 90 establecimientos y una plantilla cercana a los 500 trabajadores. Esta filial cerró el ejercicio 2017 con unos ingresos de 39 millones de euros, dos más que un año antes, y unas pérdidas de casi dos millones.

"Para El Corte Inglés este acuerdo supone un paso más dentro de su política de especialización, al ceder la gestión de estos espacios al líder minorista de ópticas", señala el grupo en la nota. GrandVision ha acordado modernizar y reformar las tiendas de Óptica 2000 ya existentes y abrir nuevos establecimientos dentro de la red de El Corte Inglés durante los próximos años.

Óptica 2000 se fundó en 1976 en Barcelona y es el cuarto minorista óptico más grande del mercado español con una red de 106 tiendas en toda España y dos en Portugal. La mayoría de estos establecimientos se encuentran en los grandes almacenes de El Corte Inglés con fuerte presencia en Madrid y Cataluña.

Mejora del rating

La venta supondrá para el gigante de la distribución desprenderse de un negocio pero, al mismo tiempo, contribuirá a reducir su deuda, uno de los requisitos de las agencias de calificación para que obtenga el grado de inversión. Ahora, Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s le asignan una nota a los bonos que emitió el pasado septiembre por 600 millones, cuya emisión elevó en 90 millones adicionales el pasado diciembre, de BB+, un escalón inferior a la ansiada calificación de BBB-. Por esa deuda, El Corte Inglés paga un cupón anual del 3%. A cierre de agosto, su primer semestre fiscal, el pasivo neto del grupo se situaba en 3.652 millones de euros.

El Corte Inglés está en proceso de venta de los activos no estratégicos que la compañía mantiene en su extensa cartera inmobiliaria. En los últimos 18 meses, hasta que emitió los bonos, había obtenido más de 500 millones por la venta de inmuebles. El grupo español ha cerrado además la transacción de sus centros madrileños de Parquesur (Leganés) y La Vaguada (Madrid) por 160 millones de euros y negocia el traspaso de activos logísticos. El Corte Inglés valoraba, a 31 de agosto, su cartera inmobiliaria en 16.974 millones de euros, según una tasación de Tinsa.

Normas