El Corte Inglés se prepara para entrar en el reparto de comida a domicilio

Hará una prueba piloto a finales de este año

corte ingles comida domicilio
Platos de comida preparados en un centro de El Corte Inglés.

El Corte Inglés tiene decidido impulsar su negocio de restauración en los próximos años, y entre los formatos que maneja para hacerlo está el del envío de comida a domicilio. El grupo de grandes almacenes, que ha visto crecer los ingresos de sus espacios de hostelería en un 25% en los últimos cuatro años, trabaja en dar forma a un servicio de envío a domicilio de platos preparados, un formato que ya tiene instalado en 82 de sus centros y en el que ofrece comida lista para llevar y consumir.

Así lo confirma el director de hostelería del grupo, Guillermo Arcenegui, quien describe esta oferta, que otros competidores de la distribución, como Mercadona, ya han incorporado a algunos de sus centros, como “una categoría claramente estratégica que vamos a desarrollar mucho más”, tanto en los propios centros de El Corte Inglés como en su alternativa de entrega a domicilio, de la que hará una primera prueba a finales de este año. “En un plazo razonable de tiempo, El Corte Inglés incorporará esta alternativa, sin dudas. Hace tres años ni nos lo hubiéramos planteado”, describe Arcenegui, apuntando que esta será una prueba piloto “muy cuidada” y muy limitada. El grupo, como explica su responsable de hostelería, lleva más de un año trabajando en este proyecto, aunque matiza que el hecho de que se vaya a llevar a cabo una prueba no implicará su lanzamiento definitivo durante el año 2020. “Esta es una de las tendencias que más se están desarrollando. Es una categoría estratégica. En platos preparados somos una referencia en muchas cosas, por ejemplo, en que en cada tienda tenemos una cocina para finalizar cerca de 60 preparaciones distintas”, detalla Arcenegui.

Dentro de ese proyecto, El Corte Inglés está analizando la forma en la que enviará estos pedidos. La prioridad es tener un servicio “estable y simple”. “Estamos muy al tanto de las distintas alternativas. Ahora mismo hay cuatro o cinco modelos diferentes, pero este es un mercado en el que todavía va a haber muchos cambios. No tengo clara la formula ganadora pero estamos estudiando y atentos a las fórmulas, porque todas tienen muchas implicaciones a nivel organizativo”.

Restauración al alza

Esta será una de las vías con las que El Corte Inglés pretende dar un mayor impulso a su área de hostelería y restauración, siempre de forma integrada en sus centros comerciales, lo que descarta, por el momento, cualquier movimiento fuera de estos espacios. “No somos una empresa de restauración”, concreta Arcenegui. Por el momento, esta rama del negocio ha mejorado sus ventas un 25% en los últimos cuatro años, aunque el grupo de grandes almacenes no detalla la cifra exacta. Este ya cuenta con 400 espacios dedicados a la hostelería, 40 de ellos abiertos en los últimos dos años, con una inversión en ese periodo de 30 millones de euros de la mano de alguno de sus socios, como Starbucks, que cuenta con 23 cafeterías en centros de El Corte Inglés. Para este año, la compañía planea invertir cifra similar, de unos 15 millones, “si no mayor”, apunta Arcenegui, si esta desbloquea tres proyectos que tiene pendientes. El ritmo de aperturas será similar al de los dos años anteriores, con al menos 10 nuevos espacios, con una apuesta por varios formatos: las cafeterías, de las que ha reformado más de la mitad de las 88 que posee; el llamado Gastro Mercat, en el que el cliente elige un plato que se le cocina en el momento y que tiene en Barcelona, Valencia y Alicante; y los nuevos Bistró y La Taberna. Todos ellos con una base de alimentación fresca adaptada a las particularidades de cada zona.

“La restauración se ha convertido en un pilar para generar más atractivo en los centros y más permanencias de clientes, y nos permite para tener una segmentación clara de estos”, señala Arcenegui.

Normas