El 40% de los trabajadores usa dos horas para comer y pierde 1.706 millones de horas de tiempo libre

El gran impacto económico de la brecha de género en la conciliación: las dos horas diarias de más que dedican las mujeres al hogar equivalen a más de 100.000 millones

estudio closinggap pulsa en la foto

Evaluar cuánto cuesta a la economía las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de conciliar la vida laboral y personal en España deja cifras desorbitadas. La cuantía más abultada de todas es la que representaría externalizar o profesionalizar el tiempo de más que las mujeres emplean de media al coste de cuidados del hogar.

En concreto, los hombres dedican en su conjunto 37,5 millones de horas al día a los cuidados y tareas del hogar (unas dos horas diarias), las mujeres 87 millones (4,5 horas). Esto significa que las mujeres emplean dos horas más al día que los hombres a estas actividades. Si esas 49,5 millones de horas de diferencia diarias se externalizaran y profesionalizaran, esto tendría un coste de más de 100.000 millones de euros, el equivalente al 8,9% del PIB.

Así lo han calculado los expertos de Analistas Financieros Internacionales (AFI) en un estudio elaborado para ClosingGap, una plataforma de grandes empresas creada para analizar el impacto económico de la desigualdad de oportunidades de las mujeres y proponer medidas para cerrar esa brecha de género. Está integrada por Merck, Mapfre, Vodafone, Repsol, Meliá, L'Oreal España, Mahou San Miguel y Solán de Cabras, BMW, Inditex y PwC.

Según el análisis de la situación, "los dilatados y particulares horarios labores en España son una de las principales causas que impiden la conciliación" ha dicho Diego Vizcaíno, socio de Economía Aplicada de AFI durante la presentación del estudio en la sede madrileña de Repsol. El principal dato que avala esta afirmación es que el 40% de los ocupados (unos 7,5 millones de trabajadores hombres y mujeres) cuentan a fecha de hoy con una jornada partida con dos horas destinadas a la comida.

Esto provoca que dispongan de una hora menos de tiempo disponible cada día laborable, lo que genera que dejen de disfrutarse 1.706 millones de horas de tiempo libre al año en España. O, lo que es lo mismo, que estos 7,5 millones de ocupados tendrían 5 horas más a la semana para su ocio en lo que quisieran emplearlas. Entre los hombres se eleva al 46% los que usan esas dos horas para la comida, en comparación con el 33% de las mujeres.

Junto a esto, los autores del documento han destacado también la falta de sincronización entre los calendarios laborales y los escolares. Esto se traduce en una diferencia de 35 días laborables (siete semanas) en los que los menores no tienen que ir al colegio pero sí requieren el cuidado de adultos.

El estudio calcula también Ingresos públicos que supondría si los trabajos para realizar las horas de más que hacen las mujeres se profesionalizaran y estuvieran remunerados, las arcas públicas (Seguridad Social y Hacienda) recibirían en cotizaciones e impuestos unos 39,659 millones de euros. Esta cantidad representa 1,2 veces los intereses anuales de la deuda pública española.

La economía española aumentaría en 12.000 millones de euros si el 24% de las mujeres que trabajaron a jornada parcial en 2017 (frente al 7,3% de los hombres) ampliaran su jornada a un empleo a tiempo completo de 40 horas semanales. Esto equivaldría al 1,1% del PIB anual.

Todos estos datos llevan a los representantes empresariales a preocuparse por el coste de oportunidad que supone la brecha de género en la conciliación. "Eliminar estas diferencias sería un baza muy eficaz en la mejora de la productividad de las compañías y de la economía española en general", ha dicho Begoña Elices, directora general de Comunicación y Presidencia de Repsol y representante de esta compañía en el Board de ClosingGap. En este sentido, ha precisado que esta petrolera lleva más de 10 años con un programa de teletrabajo, en el que participan 2.200 empleados. "Creemos e impulsamos formas de trabajo más flexibles que primen la autogestión del tiempo y la eficiencia por encima de trabajo presencial", ha añadido Elices.

Excedencias

Aún cuando el hombre y la mujer son corresponsables en una pareja, las mujeres perciben que tener hijos afecta más negativamente a sus carreras laborales que a la de los hombres. Así cuando son madres, son las que optan mayoritariamente por los permisos para el cuidado de sus hijos. El 92,3% de las excedencias por este motivo en 2017 fueron para mujeres y solo el 7,7% para hombres. Terminadas estas excedencias un 8,3% de ellas (cerca de 7.000) sale total o parcialmente del mercado de trabajo cada trimestre. El coste de cada uno de estos abandonos laborales supone 40 millones de horas no trabajadas al año y que se dejen de generar unos 1.280 millones anuales (el 0,12% del PIB).

Normas