gastronomia
5 fotos

Casa Chema, santuario de la fabada asturiana

El restaurante, al lado de Oviedo, ofrece una cocina tradicional y apuesta ahora por un recetario vegano

  • Les avala que en dos ocasiones, en 2011 y 2017, fueron los ganadores del concurso de la mejor fabada. Casa Chema es una sencilla casa de comidas –a 13 kilómetros de Oviedo y casi pegada al balneario de Las Caldas–, uno de los santuarios sin pretensiones de la cocina asturiana y parada obligada para todo aquel que quiera disfrutar de una buena fabada (16 euros).
    1Les avala que en dos ocasiones, en 2011 y 2017, fueron los ganadores del concurso de la mejor fabada. Casa Chema es una sencilla casa de comidas –a 13 kilómetros de Oviedo y casi pegada al balneario de Las Caldas–, uno de los santuarios sin pretensiones de la cocina asturiana y parada obligada para todo aquel que quiera disfrutar de una buena fabada (16 euros).
  • Es el plato estrella de este restaurante que regentan con acierto Joaquina Rodríguez y José Luis Bernárdez. Las fabes con almejas (16 euros) y el pote asturiano (14 euros) son otras dos recetas contundentes de la casa.
    2Es el plato estrella de este restaurante que regentan con acierto Joaquina Rodríguez y José Luis Bernárdez. Las fabes con almejas (16 euros) y el pote asturiano (14 euros) son otras dos recetas contundentes de la casa.
  • Otros de los platos tradicionales y más demandados son una sabrosa ensaladilla rusa (14 euros), las obligadas croquetas (10 euros) y la terrina de pitu de caleya (15). Entre la oferta de pescado no falta el pixín (rape) a la plancha en su propio jugo con patatas (25 euros) o el guiso de callos de bacalao y langostinos (20 euros), y en carnes apuestan por las que sirven los carniceros de José Ramón en Belmonte Miranda, como el entrecot de novilla a la plancha (24 euros), el churrasco de ternera con patatas y pimientos (16) o los callos de vacuno mayor con patatas y salsa picante (15 euros). rn
    3Otros de los platos tradicionales y más demandados son una sabrosa ensaladilla rusa (14 euros), las obligadas croquetas (10 euros) y la terrina de pitu de caleya (15). Entre la oferta de pescado no falta el pixín (rape) a la plancha en su propio jugo con patatas (25 euros) o el guiso de callos de bacalao y langostinos (20 euros), y en carnes apuestan por las que sirven los carniceros de José Ramón en Belmonte Miranda, como el entrecot de novilla a la plancha (24 euros), el churrasco de ternera con patatas y pimientos (16) o los callos de vacuno mayor con patatas y salsa picante (15 euros).
  • Con el fin de innovar y atender al cada vez mayor número de veganos, han desarrollado platos en esta línea, como unas albóndigas de berenjena con salsa de cebolla morada y patatas paja (12 euros) o unos quesos que en realidad han sido elaborados con guisantes, anacardo, tomate y calabaza, y que sirven con manzana y membrillo (11 euros), o los buñuelos vegetales con salsa de puerros (11 euros).
    4Con el fin de innovar y atender al cada vez mayor número de veganos, han desarrollado platos en esta línea, como unas albóndigas de berenjena con salsa de cebolla morada y patatas paja (12 euros) o unos quesos que en realidad han sido elaborados con guisantes, anacardo, tomate y calabaza, y que sirven con manzana y membrillo (11 euros), o los buñuelos vegetales con salsa de puerros (11 euros).
  • De postre, helado de turrón vegano (4 euros) y arroz con leche requemado (5 euros). Correcta carta de vinos.
    5De postre, helado de turrón vegano (4 euros) y arroz con leche requemado (5 euros). Correcta carta de vinos.