BBVA

Torres: “Yo creo a González. Me ha demostrado que es una persona con principios”

BBVA gana un 51,3% más y recupera el pulso anterior a la crisis en España

El pasado año ha dejado un sabor agridulce en BBVA. El banco cerró el ejercicio con un beneficio atribuido de 5.324 millones de euros, un 51,3% más, gracias a las plusvalías por la venta de su negocio en Chile (633 millones de euros) y a la aportación de su filial mexicana, que compensaron las dificultades en Argentina y la caída de la lira turca, que llevó a su filial Garanti a disminuir su beneficio un 31%. Sin el efecto de Chile, el resultado habría mejorado un 7%, según explicó el viernes su presidente, Carlos Torres, en la que fue su primera rueda de prensa en este cargo.

Estos beneficios son los segundos mejores desde la creación de BBVA. Será por ello por lo que el mercado premió el viernes sus resultados con una ligera mejora de la acción del 0,54%, frente a los desplomes de las acciones de Banco Sabadell y CaixaBank, que también presentaron el viernes sus resultados, o a la también caída de Banco Santander, que descendió un 1,34%.

Pero al margen de los resultados y el cambio de cúpula (también se estrenó como consejero delegado ante la prensa y los analistas Onur Genç), Torres tuvo que pasar por el trago amargo de dar innumerables explicaciones sobre el conocido ya como caso de las escuchas BBVA-Villarejo, en el que tiene como protagonista a su antecesor, Francisco González. Torres realizó una defensa a ultranza de González. “Sí, he hablado con él y transmite una conciencia muy tranquila de que no sabía nada de las irregularidades de las que se habla en las noticias”, reiteró el ahora número uno del banco.

"Yo creo a Francisco Gónzalez, me ha demostrado que es una persona con principios que se ha comportado con ese norte. Le he visto tomar decisiones difíciles por mantenerlos y yo le creo. Es mi guía y mi referente”, insistió Torres, en u na rueda de prensa en la que más de una hora y media estuvo dedicada a preguntas sobre las escuchas ilegales de Villarejo presuntamente por encargo del banco que presidía entonces González (se llevaron a cabo en 2004).

Francisco González, ahora presidente de honor de la entidad, dejó la presidencia ejecutiva el 21 de diciembre, un año antes del tope fijado en los estatutos de BBVA. Torres, sin embargo, desvinculó totalmente esta salida con el caso de las escuchas, pese a que el grupo inició una investigación interna en mayor de 2018. Torres insistió, no obstante, en que fue a patir del 9 de enero, cuando comenzaron a encargar un análisis externo con Garrigues, Uría y una auditoria forensic a PwC.

Pese a la defensa a González, Torres aseguró en varias ocasiones que el banco tendrá “tolerancia cero” y actuará “sin contemplaciones si se demuestra que hubo escuchas” como resultado de la citada investigación de un caso que tardará “meses” en aclararse. El banquero también explicó que no será hasta que finalice esta investigación cuando se decida si González debe o no dejar su cargo honorífico, en función de los resultados. “Es muy importante que dejemos que la investigación haga su trabajo”, reclamó Torres, para añadir que hasta la fecha no se ha encontrado documentos vinculados al caso.

Sobre los resultados de BBVA en 2018, tanto Torres como Genç (que realizó su exposición en inglés porque aún no sabe español), resaltaron su mejora, con una limpieza del balance de activos inmobiliarios (la gestión de estos han supuesto unas pérdidas de 78 millones, frente a los números rojos de 490 millones de euros de 2017.

Por geografías, México sigue siendo su principal franquicia, al aportar el 41% del resultado, con 2.384 millones (mejora un 9%), mientras que España supone el 25%, con 1.522 millones (un 10,8% más), Estados Unidos va tomando impulso y ya representa el 12,6%, con 735 millones (un 51% más), América del Sur supone el 10,2%, con 591 millones (un 31% menos) y Turquía el 9,8%, 569 millones, (un 31% menos que un año antes). La crisis de Argentina ha supuesto unas pérdidas de 266 millones en la filial del BBVA en ese país.

Para este año el nuevo consejero delegado ofreció algunas pinceladas a los analistas, como que espera un crecimiento plano del crédito en España( en 2018 cayó un 1,7%), con tirón de consumo y pymes, pero aún con desapalancamiento de hipotecas. Para Turquía prevén un nuevo empeoramiento, mientras que en México el beneficio puede crecer entre el 8% al 9%.

Objetivo: Un ratio de capital del 12%

Novedades. Puede que tras los cambios en la cúpula del banco también haya cambios en la política de objetivos de la entidad. De momento, BBVA estudiará si recupera el desarrollo de un plan estratégico a tres años como hace el resto de la banca. Como novedad el grupo anunció que espera mantener un rango de capital CET1 fully loaded entre el 11,5% al 12%. En 2018 terminó con un ratio del 11,3%. Esta mejora se produce tras la presión de supervisores y mercado, que consideran bajos los ratios de capitalización de la banca española.

Dividendo. Propondrá el pago en abril de un dividendo complementario de 0,16 euros brutos por acción, con lo que mantendrá su política actual de dividendos, que sitúa el “pay out” entre el 35 % y el 40%. Este año ha sido del 37%.

Cierre de oficinas. Cerró 179 sucursales en 2018 en España, y cerrará 195 en 2019. Los clientes digitales ya superan el 50%.

Tasa Tobin. Sobre los cambios en el impuesto de sociedades, cree que el sistema fiscal “no debe distorsionar la toma de decisiones para ser eficiente”, por lo que “gravar transacciones financieras puede tener consecuencias negativas.

Normas