Hoteleras

NH dispara el beneficio y se reorienta hacia el mercado asiático

Cerró 2018 con un ebitda de 260 millones y prevé otro de 285 para 2019

El consejero delegado de NH, Ramón Aragonés.
El consejero delegado de NH, Ramón Aragonés.

NH afronta un año histórico. Es el primero en el que forma parte de la tailandesa Minor, que se ha hecho con el 94% de la compañía, y es el primero desde 2012 en el que la deuda deja de ser un lastre para sus cuentas. El consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, avanzó en Fitur las cifras con las que la compañía cerró 2018. “Es un año histórico con récord de ingresos, de ebitda y de beneficio neto. Hemos superado los 260 millones que teníamos previsto de ebitda inicialmente y hemos logrado un beneficio neto de 100 millones, el triple que el alcanzado en 2017”, aseguró en un encuentro con medios de comunicación. En paralelo a esa mejora del negocio se ha producido un proceso de desendeudamiento, que ha llevado a la compañía a cerrar 2018 con una deuda por debajo del ebitda, en torno a los 240 millones de euros. Desde 2012, la reducción de pasivo de la hotelera habría rozado los 800 millones de euros.

Aragonés también recalcó que es un año histórico por la integración en Minor. “Nosotros nos vamos a ocupar de Europa y America y ellos se van a ocupar de Oriente Medio, Asia y África”, recalcó. NH trabaja ahora con tres grandes marcas (NH, Nhow y Collection) mientras que las dos principales de Minor son Anantara y Avani. Las primeras podrían empezar a tener activos en Asia, donde Minor tiene una elevada cuota de mercado, mientras que las segundas, ligadas al grupo tailandés, podrían surgir en algunos activos en Europa y América. “El grupo ya tiene una marca de lujo con Anantara y renombraremos aquellos hoteles que cumplan esos estándares, que tampoco son mucho. Va a haber sinergias en temas comerciales, en sistemas y en compartir las mejores prácticas. De hecho tenemos un programa de fidelización que suma 20 millones de clientes que nos aporta un gran potencial”, precisó Aragonés, que hizo hincapié en la elevada cuota de cliente asiático que puede captar hacia activos de Europa y América. “NH podrá crecer en países donde no tiene presencia. Solo el 1% de nuestros clientes son asiáticos", aseguró.

Con una deuda de una vez ebitda y una previsión de beneficio bruto en el entorno de los 285 millones de euros para 2019, NH se prepara para crecer. “Tenemos 26 hoteles firmados para los próximos tres años. Nueve serán Collection, 5 nhow y 12 nh. La mitad serán en alquiler y la otra mitad en gestión, en línea con nuestro modelo de dejar paulatinamente la propiedad”. Otras tres líneas de negocio que potenciará la compañía en el futuro será la renegociación de los contratos de alquiler, las reformas para reposicionar hoteles y la rotación de activos.

En el caso de los alquileres, Aragonés recalcó que se han renegociado la gran mayoría de contratos de alquiler para elevar la parte variable, mientras que en reposicionamiento aseguró que han invertido 300 millones en los últimos años. Solo en 2018 se han reformado 11 hoteles y 1.700 habitaciones. En cuanto a la rotación de activos, el consejero delegado de NH no lo descartó, aunque precisó que no está ahora en la mesa. “La operación que hicimos con el Barbizón Palace en Amsterdam es el modelo. Vendimos el hotel por 155,5 millones de euros y lo mantuvimos por un contrato de alquiler por la mitad del ebitda que genera el inmueble. Esa operativa nos permite reducir deuda y generar recursos”, aseguró. 

Normas