La CNMV analiza el efecto en BBVA de las escuchas de Villarejo

El banco asegura "que si se acreditan irregularidades tomará medidas internas y judiciales"

Francisco González, presidente de BBVA
Francisco González, presidente de BBVA

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido tomar cartas en el asunto para analizar el efecto en BBVA de las supuestas escuchas realizadas por la agencia Grupo Cenyt, vinculada al ex comisario de policía José Manuel Villarejo.

El organismo regulador indicó este jueves a Cinco Días que, en el caso de que se derive alguna responsabilidad patrimonial por actuaciones de las autoridades competentes, velará por que esta tenga reflejo adecuado en las cuentas.

“En el asunto de las escuchas miraremos si hay algún riesgo en las comunicaciones actuales de la CNMV”, señalaron. Por lo demás, las mismas fuentes de la CNMV señalaron que colaborará si se produce “alguna actuación de las autoridades competentes, como no puede ser de otra manera”.

Por su parte, BBVA desveló este jueves que en junio del año 2018 ya inició una investigación “sobre la contratación y los servicios prestados” por la agencia Grupo Cenyt, vinculada al comisario Villarejo. En esas fechas el presidente ejecutivo de la entidad era Francisco González, quien dejó el cargo a finales de diciembre pasado, para sustituirle el entonces consejero delegado, Carlos Torres Vila. González es ahora presidente de honor de la entidad.

Según algunas informaciones publicadas, el banco presidido por Francisco González contrató entre los años 2010 y 2017 sus servicios para espiar a miembros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, empresarios, financieros o periodistas; o directamente intervenir en operaciones como intentar frenar el chantaje de Ausbanc.

En contraprestación a ello, el banco habría pagado varios millones de euros en abonos periódicos camuflados bajo la apariencia de contratos de consultoría o informes a través de la sociedad Grupo Cenyt, conforme a esas informaciones.

En un comunicado, BBVA añadió que inició la citada investigación durante el verano pasado y solicitó en paralelo “una revisión independiente de los hechos y de la documentación disponible” a un despacho externo de abogados.

Indudable gravedad
“De ser ciertas –las informaciones– revestirían una indudable gravedad”, reconoce el banco, que está a la espera de las conclusiones de ambas pesquisas para actuar. “Si en las investigaciones se acreditara la existencia de irregularidades, BBVA tomará las medidas internas que procedan y llevará a cabo las acciones judiciales pertinentes, y como siempre, colaborará con la justicia”, refirió la entidad financiera.

Normas