Volkswagen se lanza al negocio de la distribución de energía

El grupo alemán apuesta no solo por la movilidad eléctrica, sino por el suministro a hogares, se tenga o no un coche electrificado

Logo de la nueva marca de suministro de energía de Volkswagen.
Logo de la nueva marca de suministro de energía de Volkswagen.

El grupo automovilístico alemán Volkswagen ha anunciado este miércoles la creación de una nueva empresa, Elli, que suministrará energía renovable y soluciones de carga para coches eléctricos. La compañía, que de momento solo operará en el mercado germano, ofrecerá energía renovable a hogares particulares, sin importar si el cliente tiene o no un vehículo eléctrico. Además, la nueva firma suministrará electricidad no solo a usuarios de Volkswagen, sino también a clientes externos. De este modo, la empresa se mete en un negocio totalmente nuevo para el Grupo, como es la distribución de energía.

Según explicó la empresa, el objetivo de Volkswagen es “convertirse en proveedor líder de movilidad sostenible”. El consejero delegado de Elli será Thorsten Nicklass, antiguo consejero delegado de la joint venture Digital Energy Solutions.

La nueva empresa no producirá la electricidad, solo la comercializará y la distribuirá. “Elli desempeñará su papel con ofertas energéticas procedentes de fuentes renovables y soluciones de carga inteligentes. De ese modo, entramos en un área de negocio relevante a nivel estratégico y extremadamente emocionante que abre un número considerable de oportunidades para reforzar los lazos con los clientes existentes, así como acceder a grupos de consumidores completamente nuevos”, ha dicho Thomas Ulbrich, responsable de Movilidad Eléctrica del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen.

“La energía ofrecida será Volkswagen Naturstrom generada de forma libre de emisiones de CO2. El 100% procederá de fuentes renovables, como plantas hidroeléctricas, y su origen ha sido certificado por la organización certificadora alemana TÜV”, ha explicado el Grupo.

Desde la compañía no dijeron cuánto costarán los servicios de Elli, pero aseguraron que comenzarán a informar al respecto en “un futuro próximo”. “Crearemos un sistema sostenible y sin fisuras que se dirija a las principales aplicaciones y proporcione respuestas a todas las cuestiones sobre energía formuladas por los usuarios de coche eléctrico y los operadores de flotas”, ha informado el flamante consejero de Elli.

La empresa apuesta a un sistema de carga estacionario, es decir, usar las baterías de los coches eléctricos como almacenadores de energía, para que después, esta pueda ser volcada en el sistema. “Será posible almacenar energía generada por los sistemas fotovoltaicos de los clientes en el coche y usarla más tarde en la vivienda; o alimentar la red eléctrica para obtener un ingreso económico”, han señalado desde la firma.

El Grupo Volkswagen también anunció que multiplicará por cinco los puntos de carga para coches eléctricos que tiene a disposición de sus trabajadores, pasando de los 1.000

El plan de VW: ser el mayor productor de coches eléctricos

44.000 millones. El grupo invertirá 44.000 millones en el desarrollo de coches eléctricos, conducción autónoma y nuevos servicios de movilidad hasta 2023. VW pretende así transformarse en el principal productor de vehículos eléctricos mundial.

Seat también apuesta al eléctrico. Seat, propiedad de VW, realizó varios anuncios en 2018 en relación a la movilidad eléctrica. La compañía empezará a vender coches eléctricos en China en 2021 y producirá su primer modelo electrificado en 2020, en Alemania. Además, en diciembre, VW le adjudicó el desarrollo de una plataforma para un nuevo vehículo eléctrico de pequeñas dimensiones.

Normas