Volkswagen adjudica a Seat el desarrollo de una plataforma para un nuevo coche eléctrico

La alemana hizo el anuncio durante la reunión del comité europeo y mundial del grupo

Fachada de la fábrica de la firma Seat en Martorell.
Fachada de la fábrica de la firma Seat en Martorell. EFE

El Grupo Volkswagen ha adjudicado el desarrollo de una plataforma para un nuevo coche eléctrico a Seat, de pequeñas dimensiones. El consorcio alemán anunció esta adjudicación a los sindicatos de Seat durante la reunión del Comité Europeo y Mundial del grupo, que tuvo lugar la semana pasada en Wolfsburg (Alemania), según un comunicado interno remitido por UGT y CCOO. Desde Seat explicaron que todavía no pueden confirmar el anuncio, y que en caso de llevarse a cabo, aunque la española desarrolle esta nueva plataforma (Small BEV), no tiene porqué conllevar que sea Seat la que vaya a fabricarlo.

La nueva plataforma, a falta de que Seat confirme que será la encargada de producirla, no será desarrollada en la fábrica de Martorell (Barcelona).

Este proyecto se suma al acuerdo firmado el mes pasado entre Volkswagen, Seat y la empresa JAC, gracias al cual la española empezará a vender vehículos eléctricos en China a partir de 2021. La compañía española ya se había unido a ese proyecto en julio. En ese entonces se había acordado que la firma produciría vehículos electrificados en ese país asiático, pero no que fuesen a ser comercializados con la marca Seat.

En la compañía española explicaron que este anuncio de Volkswagen no tiene nada que ver con el coche eléctrico que Seat fabricará en Zwickau, Alemania, a partir del 2020. Seat avanza hacia la movilidad eléctrica, pero de momento lo hace lejos de España. Tras conocer las adjudicaciones, tanto CCOO como UGT trasladaron a la dirección del consorcio alemán la necesidad de “saturar” la producción de la planta de Martorell con nuevas asignaciones del segmento A o mayor y poder “desarrollar y fabricar” nuevas tecnologías como el coche eléctrico y baterías en la planta del Prat. Así, se darían, en opinión de los dos sindicatos, las condiciones para garantizar la defensa del empleo actual y de futuro, así como la mejora de las condiciones laborales.

El presidente de la compañía, Luca de Meo, advirtió el mes pasado de que los coches eléctricos pueden suponer un problema para mantener el trabajo en las fábricas en un futuro. “Un coche eléctrico necesita entre un 20% y un 30% menos de horas de trabajo que un vehículo de combustión, ya que tiene menos piezas. O me planteo vender entre un 20% y un 30% más de coches o habrá que buscar otras soluciones para este 30% de trabajadores”, había explicado.

El año récord de Seat

Seat ha vendido en los primeros once meses del año 492.000 coches en todo el mundo, lo que supone un incremento del 13% respecto al mismo periodo de 2017. Esta cifra ya supera las ventas de todo el año anterior. En España, Seat creció un 16,8% y vendió más de 100.000 vehículos, una barrera que supera por primera vez desde 2007.

Fe de errores

e

Normas