El fondo GIP refinancia el crédito con el que compró el 20% de Naturgy

Los bancos amplían el vencimiento de 2021 a 2023 y suben el importe un 23%, a 1.600 millones, por la subida de la acción

Francisco Reynés, presidente de Naturgy.
Francisco Reynés, presidente de Naturgy.

El fondo especializado en infraestructuras Global Infrastructure Partners (GIP) acaba de refinanciar el crédito que firmó en octubre de 2016 para adquirir el 20% de Naturgy (entonces, Gas Natural) en condiciones muy favorables. La renegociación ha sido posible gracias a que esta inversión se ha revelado un negocio redondo.

GIP pagó entonces 3.800 millones euros por ese porcentaje, equivalente a 19 euros por acción, y negoció un crédito a cinco años liderado por Santander y CaixaBank, en el que además participaron otras entidades financieras, por unos 1.300 millones de euros. Este dinero contribuyó a financiar la adquisición de los 200,1 millones de acciones que adquirió de la empresa gasista.

NATURGY 22,97 0,61%

La evolución en Bolsa de Naturgy ha permitido que GIP saque partido de la situación. La firma energética que preside Francisco Reynés cerró ayer a 22,67 euros por acción, después de concluir 2018 como el mejor valor del Ibex 35 con una subida del 15,6%. Esto ha otorgado a este inversor institucional el poder necesario para renegociar con sus acreedores las condiciones de la financiación, explican fuentes cercanas a la banca de inversión.

Así, por un lado, se ha ampliado en dos años la duración del préstamo, lo que en la práctica implica que se ha reiniciado su plazo. En octubre de 2016 se estableció un vencimiento a cinco años, y ahora se ha firmado otra vez por ese mismo plazo, lo que supone que debe devolverse en 2023 frente a 2021, el año previsto inicialmente. Es decir, es como si se volviera a firmarse por el mismo plazo. Por otra parte, se ha ampliado el importe concedido, gracias a que el valor de las acciones, que sirven de garantía, se ha disparado.

Las fuentes consultadas señalan que el importe ha subido hasta los 1.600 millones, un 23% más que la cuantía acordada hace poco más de dos años. Esos 300 millones adicionales podrán ser utilizado por GIP para otros propósitos, según las fuentes consultadas.

El diferencial que pagará el gigante de las infraestructuras se sitúa entre los 225 y los 250 puntos básicos

En el crédito renegociado con las nuevas condiciones permanecen los bancos que presiden Jordi Gual y Ana Botín, así como el resto de los que formaba el sindicado inicial.

El precio de la financiación se mantiene sin apenas variaciones, con un diferencial que oscila entre los 225 y los 250 puntos básicos.

GIP compró su actual participación en Naturgy a Repsol y Criteria, que vendieron un 10% del capital cada uno.

El fondo estadounidense, un gigante de las infraestructuras que participó entre 2014 y 2016 con el 15% en CLH –firma española dedicada al almacenamiento transporte y distribución de combustible hidrocarburos–, cuenta con posiciones en los aeropuertos de Gatwick (Londres) y Edimburgo (Escocia), entre otras muchas empresas de los sectores energético y de transporte. El valor de los activos de GIP es de unos 51.000 millones de dólares (alrededor de 44.000 millones de euros).

Rentabilidad del 33% por la subida de la acción y los dividendos

Plusvalías de más de 700 millones. Los 200,1 millones de acciones de Naturgy comprados por GIP valen ahora más de 4.500 millones de euros, frente a los 3.800 que abonó. GIP se ha embolsado además unos 550 millones en dividendos de la empresa desde que entró en el capital. En total, la rentabilidad entre la remuneración y la subida en Bolsa del gigante de las infraestructuras supone más de un 33%.

Accionistas. El mayor inversor en la compañía que preside Francisco Reynés es Criteria, que controla un 25,548% junto a la familia Godia. CVC y los March adquirieron en febrero de 2018 un 20% a Repsol, que abandonó la compañía. Curiosamente, el precio pactado fue el mismo al que compró GIP: 19 euros por título.

Normas