Ahorrar con seguros: el cóctel se refina

Crece la oferta de productos donde el tomador asume el riesgo

Unit linked
Getty Images

El ahorro sigue aumentando su importancia dentro de la gama de productos de las aseguradoras. Sin embargo, el perfil de la oferta de estas ha evolucionado en los últimos tiempos de manera que la garantía no es ya un elemento imprescindible en los portfolios, y en muchos de los nuevos vehículos lanzados por las aseguradoras el inversor asume el riesgo de la inversión.

Es el caso de los unit linked, un tipo de seguro de ahorro e inversión que está vinculado a una cesta de fondos y en el que el tomador asume el riesgo de la inversión.

Existen dos motivos principales: el bajo nivel de tipos de interés y la nueva legislación de Solvencia II. “Ambas situaciones han obligado a las aseguradoras a reducir la oferta de productos en los que la entidad ofrecía una garantía de tipo de interés, puesto que, por un lado, no existen vehículos de inversión con poco riesgo que ofrezcan un tipo de interés atractivo y, por otro lado, en caso de que la compañía quisiera utilizar productos más arriesgados, Solvencia II le obliga a disponer de una base de capital más amplia para poder invertir en estos productos”, explica Xavier Bellavista, director de Inversiones de Mercer.

Efectivamente, “este entorno de bajos tipos de interés nos obliga a centrar nuestra oferta en productos diferentes a los tradicionales del sector asegurador, focalizándonos en unit linked donde el asegurado asume cierto riesgo de la inversión. Esta situación no es la más deseable, pero es perfectamente sostenible y los resultados de los productos que han ido venciendo en los últimos meses han demostrado que son rentables para nuestros clientes”, admite Álvaro Castillo del Carpio, director de desarrollo de negocio de Mapfre vida.

Del Carpio cree que “el entorno económico de cada momento condiciona que puntualmente pueda haber cambios en el comportamiento de los ahorradores respecto de las tendencias generales. En estos momentos estamos en lo que pudiéramos definir como búsqueda de la rentabilidad perdida, en la que los ahorradores pueden estar dispuestos a asumir algún tipo de riesgo para obtener rentabilidades algo mayores que en el pasado reciente, con productos con mayor componente de renta variable”.

Por su parte, José Antonio Iglesias, subdirector general de negocio de VidaCaixa, apunta que la gama de productos de la entidad “tiene una amplia variedad de soluciones que permite la adaptación al perfil de riesgo de cada cliente. Esto incluye desde soluciones garantizadas hasta productos como los unit linked, con los que el cliente puede conseguir una mayor rentabilidad con exposición a renta variable. Hay que tener siempre en cuenta que estamos hablando de productos de ahorro a largo plazo y que con el tiempo, precisamente, lo que se logra es reducir el impacto de la volatilidad que puedan tener los mercados”.

Ante las reducidas rentabilidades, las compañías se han tenido que alejar de los vehículos más tradicionales

En cuanto a Zurich, la aseguradora piensa que los productos de ahorro por excelencia para la jubilación son los planes de pensiones y los PPA (planes de previsión asegurada), “con ellos se completa un amplio abanico que consigue cubrir las necesidades de los diferentes perfiles de cliente. El más conservador puede canalizar su ahorro a través de los PPA, ya que cuentan con un tipo de interés garantizado; mientras que los más arriesgados pueden invertir en planes de pensiones con diferentes porcentajes de renta variable”.

Sin embargo, pese al interés demostrado por las aseguradoras, este tipo de vehículos no parece que acaben de ser interesantes para los clientes.

Según señala Bellavista, con datos de ICEA, “la provisión técnica de los seguros donde el asegurado asume el riesgo de la inversión han decrecido a un ritmo del 3,7% anual. Este tipo de seguros de vida representan una pequeña parte del total de seguros de ahorro y jubilación, en concreto, un 7%, acumulando unas provisiones técnicas de 12.000 millones de euros, frente al total del ahorro para la jubilación gestionado por las aseguradoras, que acumula 181.000 millones”.

El resto de productos corresponden a seguros en los que la compañía ofrece algún tipo de garantía, bien sea la prestación a la jubilación o el tipo de interés.

Variedad y garantía

Catálogo. Tal es la variedad de productos de ahorro e inversión que hay hoy en el mercado que la patronal Unespa acaba de lanzar el portal Ahorrar da mucha vida, en el que se explica cuáles y cómo son los principales vehículos a los que se puede recurrir para preparar el retiro.

En ascenso. Las rentas vitalicias aseguradas son el vehículo que más terreno gana como sistema de previsión complementario. A cierre del tercer trimestre, casi 24.000 personas mayores de 65 años transformaron el dinero logrado con la venta de algún elemento patrimonial (por ejemplo, una segunda vivienda, fondos de inversión, acciones, etc.) en un ingreso de por vida. Llama la atención también el crecimiento de seguros individuales de ahorro a largo plazo (Sialp) (+31,24% interanual) y de los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS), con un alza en 12 meses del 11,43%.

Normas