¿Cómo me ocupo de mi jubilación?

Planificar esta etapa va más allá de elegir un plan de pensiones

¿Cómo me ocupo de mi jubilación?

¿Soy muy joven para empezar a pensar en mi jubilación? ¿Me interesa o conviene contratar un plan de pensiones? En el último trimestre del año se concentran las campañas de planes de pensiones y a muchos ahorradores les pueden surgir dudas sobre si les interesan o no este tipo de productos de previsión social.

En principio, partimos de la base de que dado que vamos a vivir jubilaciones largas debido al aumento de la esperanza de vida y teniendo en cuenta que es bastante probable que por el efecto demográfico y la estructura del mercado laboral las pensiones en el futuro sean inferiores a las actuales, nosotros aconsejamos preparar con tiempo esta etapa vital, dado que el plazo es nuestro aliado cuando de objetivos de inversión se trata.

Una vez que tenemos claro que queremos ahorrar para complementar nuestra pensión de jubilación en el futuro y así poder mantener el nivel de vida que deseamos, debemos hacer un análisis de nuestra situación, cuantificar el objetivo y pensar cuál es la mejor forma de alcanzarlo. Los planes de pensiones son productos de inversión diseñados específicamente para este objetivo, sin embargo, planificar la jubilación debe ir más allá de elegir un plan al que hacer aportaciones en diciembre… se trata de una de las decisiones financieras más importantes. Vamos a verlo con un caso práctico.

Planificar el ahorro a largo plazo

Ana tiene 30 años y hasta ahora no se ha planteado ahorrar para la jubilación, porque es algo todavía muy lejano y también porque el poco dinero extra que ha tenido se le ha ido en otros gastos. Si desea tener una renta complementaria a la pensión pública de, por ejemplo, 500 euros al mes cuando se jubile, lo primero que debe hacer es tener en cuenta el efecto de la inflación: así, los 6.000 euros anuales de 2017 equivalen, si consideramos que la inflación es de media el 2% en las próximas cuatro décadas, a 12.484 euros en 2054 (es decir, 1.040 al mes).

Lo siguiente que debe calcular es cuánto cuesta el objetivo de tener una renta mensual de 500 euros (de hoy) entre los 67 y los 100 años. Para ello, Ana deberá acumular un capital de 599.659 euros. ¿Es mucho? Si ahorra 1.200 euros al año entre los 30 y los 40, 2.400 euros entre los 41 y los 50, 6.000 entre los 51 y los 60 y 8.000 entre los 61 y los 67 (vamos incrementando la capacidad de ahorro a medida que transcurre la carrera profesional) conseguirá un ahorro de 255.838 euros (actuales).

Como vemos, pese al esfuerzo no alcanza la cifra total que necesita. Para obtener una rentabilidad que le permita conseguir su objetivo deberá recurrir a los mercados financieros. ¿Qué rentabilidad debe buscar por su dinero para lograr el capital que necesita? Ana tiene que aspirar a una rentabilidad media anual del 3,07% (es decir, inflación+1,07%) para acumular entre los 35 y los 67 la cantidad que desea.

¿Cuánto necesitas para la jubilación? Usa nuestra calculadora

Y, ¿qué pasa si en lugar de empezar a ahorrar hoy espera hasta dentro de diez años? En ese caso, Ana deberá asumir algo más de riesgo por sus inversiones para buscar una rentabilidad del 3,49%, puesto que lo que acumularía si solo ahorra entre los 41 y los 67 (las mismas cantidades) sería 242.136 euros.

O deberá plantearse ahorrar más cada año (en concreto, si la rentabilidad fuera igual y empieza a ahorrar a los 41 en vez de a los 30 deberá incrementar su esfuerzo de ahorro en 551 euros anuales, actuales) o vivir con menos dinero en el futuro. Por eso es importante planificar con tiempo nuestra jubilación.

Normas