Indicadores económicos

Francia y Alemania rebajan previsiones y el PMI de la zona euro marca su peor dato en cuatro años

Las protestas de los 'chalecos amarillos' y la menor actividad en la locomotora de Europa frenan el crecimiento económico en diciembre

Manifestantes vestidos con chalecos amarillos protestan en Langon, cerca de Burdeos (Francia).
Manifestantes vestidos con chalecos amarillos protestan en Langon, cerca de Burdeos (Francia). EFE

Se aviva el fantasma de la desaceleración económicaen Europa. Las protestas de los 'chalecos amarillos' en las últimas semanas en Francia, que han paralizado la actividad comercial en el país y destrozado literalmente algunas tiendas y moviliario urbano, han impactado muy negativamente en la economía francesa en el mes de diciembre. Los indicadores adelantados de actividad se han contraído por primera vez en los últimos dos años y medio, según refleja el dato preliminar del Índice Compuesto de Gerentes de Compras (PMI), que ha bajado hasta los 49,3 puntos desde los 54,2 de noviembre. El umbral de 50 separa el crecimiento de la contracción. En consecuencia, el Banco de Francia redujo hoy en una décima sus proyecciones de crecimiento de la economía francesa para 2018 y 2019 hasta el 1,5%. Confirmó así que para el cuarto trimestre del año el PIB crecerá la mitad de lo previsto, un 0,2%.

Por su parte, el banco central alemán, el Bundesbank, también revisó a la baja sus previsiones y ahora ve un crecimiento del 1,5% para este año, cinco décimas por debajo de su proyección anterior del 2%, por las serias dificultades de la industria automovilística del país, que afectó a la producción del tercer trimestre.La institución, que arrancó el ejercicio con una previsión de PIB del 2,5%–, redujo además tres décimas el PIB estimado para el año próximo, al 1,5%.

Así, el crecimiento de la actividad económica de la zona euro registró en diciembre su peor dato en cuatro años. El índice PMI compuesto final de actividad total de la zona euro de IHS Markit publicado hoy, considerado un buen indicador de la solidez económica, cayó a 51,3 en diciembre desde el 52,7 de noviembre, su nivel más bajo desde noviembre de 2014. La cifra se sitúa todavía por encima de 50, sin embargo, indicó "un modesto crecimiento de la actividad total, que a su vez fue generado por un nivel de casi ausencia de cambios en el crecimiento de los nuevos pedidos recibidos, que registraron su menor incremento desde diciembre de 2014", señalan en Markit.

Los nuevos pedidos para exportaciones (que incluyen el comercio entre los países de la zona euro) cayeron por tercer mes consecutivo y registraron el mayor declive desde el comienzo de esta serie, hace más de cuatro años.

En concreto, el PMI de servicios sufrió la mayor caída, hasta 51,4 frente al 53,4 de noviembre, su lectura más baja de los últimos cuarenta y nueve meses. Por su parte, el PMI del sector manufacturero se situó en 51,4 desde el 51,8 de noviembre, el peor dato en treinta y cuatro meses. Sin embargo, el indicador sel sector manufacturero subió a 51 desde el 50,7 anterior, marcando el máximo de los últimos dos meses.

"Casi no se ha registrado ningún aumento del nivel de nuevos pedidos recibidos, la creación de empleo decayó hasta su mínima de dos años y el optimismo empresarial se deterioró", explican en Markit, donde señalan que en trasfondo de este frenazo económico están las recientes protestas de los 'chalecos amarillos' en Francia y la persistente debilidad de la demanda de autos. Además, destaca que en Alemania, la locomotora de Europa, la actividad total creció al ritmo más lento de los últimos cuatro años.

Los encuestados que participaron en diciembre indicaron un aumento de la preocupación por el comercio internacional y el crecimiento económico, la creciente incertidumbre política, el Brexit y el endurecimiento de las condiciones financieras.

Normas