Adif busca ahorrar un 10% en el consumo eléctrico en las líneas del AVE con su red inteligente de energía

El proyecto Rail Smart Grid gana uno de los premios EnerTIC 2018

El potencial innovador del proyecto de Adif para crear una red inteligente de energía en la infraestructura ferroviaria de alta velocidad, Rail Smart Grid, ha sido reconocido esta mañana con uno de los galardones de la VI edición de los premios EnerTIC 2018.

La empresa pública persigue la implantación de acciones para la eficiencia energética que logren un ahorro de hasta el 10% en consumo energético en cada corredor del AVE. El programa tiene el marchamo de estratégico a la vista de que la factura de la luz representa entre el 15% y el 20% de los costes de explotación de la compañía.

La factura de la luz representa entre el 15% y el 20% de los costes de explotación de la compañía

Rail Smart Grid integra ingeniería eléctrica, TIC, big data, cloud y analytics, y proporciona información relevante para adoptar medidas inteligentes de ahorro y aprovechamiento de energía, aumentando la eficiencia y la sostenibilidad del sistema ferroviario, con bajas pérdidas de energía y altos niveles de calidad y seguridad en el suministro.

Interoperable con otros modos de transporte

Esta pionera red energética ferroviaria inteligente permitiría "una gestión óptima de la energía eléctrica del sistema, así como una interoperabilidad de distintos sistemas de transporte urbano e interurbano, integrados eléctricamente a través de nodos inteligentes", explica Adif en un comunicado. El ahorro energético previsto supondrá una reducción de las emisiones de CO2 del conjunto del sistema ferroviario de unas 23.500 toneladas al año.

Los premios EnerTIC tratan de identificar, reconocer y divulgar la labor de las empresas que promueven soluciones energéticas innovadoras en las que las TIC tengan un peso relevante. El Rail Smart Grid de Adif ha concurrido junto a otros 115 proyectos. En la categoría Smart Grids los otros finalistas han sido la Universidad de Monash (Australia) y la empresa española ETRA I+D. La primera presentó un proyecto para el diseño y desarrollo de una microrred inteligente para la gestión de los recursos energéticos distribuidos (DER) en la propia universidad y, la segunda, ha competido con su proyecto NOBELGRID.

Normas
Entra en El País para participar