AT&T no es consciente de lo que vale compartir ‘Friends’ con Netflix

Dados sus planes de lanzar su propio servicio de vídeo, privar a un rival de un éxito de audiencia podría haber sido más inteligente

El reparto de 'Friends', en la gala de los premios Emmy en Los Ángeles, en 2002.
El reparto de 'Friends', en la gala de los premios Emmy en Los Ángeles, en 2002.

Cuál es el valor de tener amigos? Para AT&T, la respuesta parece ser unos 100 millones de dólares. Eso es lo que puede cobrar a Netflix por emitir la serie de los noventa Friends durante un año más. Dados los planes de AT&T de lanzar su propio servicio de vídeo, privar a un rival de un éxito de audiencia podría haber sido más inteligente.

Los fans de la serie colapsaron en las redes sociales al saber que podría desaparecer de Netflix. A primera vista, el fundador de esta, Reed Hastings, va a pagar un precio alto. Los 100 millones reportados por el New York Times son más del triple de lo que pagó originalmente. Dicho esto, Netflix debería ser capaz de diferenciar un mal negocio de uno bueno. Tiene una gran cantidad de datos sobre lo que quieren ver sus 130 millones de espectadores. Claro, Hastings está gastando en programación como un marinero de permiso –las obligaciones de Netflix en cuanto a contenido ascienden a casi 19.000 millones de dólares–, pero eso se debe a que se anticipó una amarga guerra con otros grupos. como Disney.

El gran misterio es por qué AT&T querría siquiera que Netflix tuviera Friends. Está planeando lanzar su propio servicio de vídeo directo al consumidor en el cuarto trimestre de 2019, tras haber comprado Time Warner por 85.000 millones de dólares. El CEO de AT&T, Randall Stephenson, dijo el martes que el objetivo no es convertirse en otro Netflix. Pero no es que eso sea algo malo: las acciones de esta se han duplicado en dos años, incluso después de la reciente caída de las acciones tecnológicas.

Stephenson podría haberse resistido, mientras los usuarios de Netflix lloraban a través de Twitter, y haber transferido el programa a, digamos, su propio servicio DirecTV Now. El hecho de que no lo hiciera plantea la posibilidad de que AT&T quiera el dinero de verdad. Una empresa de 220.000 millones de dólares no debería tener que rascar por ahí cantidades relativamente pequeñas, pero esta tiene unos 180.000 millones de dólares de deuda. De cualquier forma, compartir Friends con Netflix sugiere que AT&T no está hecha para el mar lleno de tiburones de los medios.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas