La Península Ibérica es ya el segundo mercado de Citroën, por delante de China

La firma francesa superará este año por primera vez desde 2010 las 100.000 unidades vendidas

La automovilísitca sube un 0,06% su cuota de mercado en el país, alcanzando el 6,7% de las matriculaciones

Pablo Puey, director general de la marca Citroën en España y Portugal.
Pablo Puey, director general de la marca Citroën en España y Portugal.

La firma francesa de vehículos Citroën ha informado este martes de que la Península Ibérica es ya su segundo mercado más importante, por delante de China y solo por detrás de Francia. Hasta octubre, se habían comercializado 88.000 coches en España y 16.000 en Portugal, que sumados superan al gigante asiático, donde en los primeros diez meses de 2018 se vendieron 100.000 automóviles de la marca.

Pablo Puey, director general de Citroën en España y Portugal, ha asegurado que en la compañía “están felices” por los resultados de ventas en España, que por primera vez desde el 2010, superarán las 100.000 unidades. La empresa lleva creciendo de manera consecutiva año a año desde el 2013, cuando comercializaron 60.500 coches. La automovilística alcanzó una cuota de mercado del 6,7%, un 0,06% más que el año pasado. El objetivo de la marca es volver a estar entre las tres firmas más vendidas (el año pasado quedaron cuartas, según cifras de la empresa).

“Pasa de todo en el mundo del automóvil, pero nosotros vendemos 100.000 coches”, ha destacado Puey con orgullo, en referencia a las diferentes dificultades que ha atravesado el sector en 2018 (entre otras, la entrada en vigor de la nueva norma de emisiones WLTP y la bajada abrupta de la venta de vehículos diésel). En ese sentido, el directivo argentino espera que el mercado “esté razonablemente estable” en 2019, pero avisa de que el último trimestre de ese año será “complejo”, debido al objetivo que se ha marcado la Unión Europea para el 2020, en el que la media de emisiones de los automóviles nuevos tendrá que ser de 95 gramos de CO2 por kilómetro. “Va a ser un año movido e interesante”, ha señalado Puey.

La situación de los concesionarios de la marca

El 10% está teniendo malos resultados. Pablo Puey ha avisado de que el 10% de los concesionarios Citroën de España (la compañía tiene 120 en el país) están en una mala situación y que algunos de ellos están “perdiendo dinero”. “Cuando tenemos concesionarios que tienen una cuota de mercado del 5%, les hacemos una llamada de atención y a veces se llega a casos en los que el concesionario no continúa (...) Los concesionarios que están en peor situación están perdiendo dinero”, ha dicho Puey. “Calculamos que el 10% se encuentra en esta situación”, ha añadido el director de la firma en España y Portugal. El empresario ha señalado que este no es un momento en el que las marcas estén pensando en amplar su red, ya que "el mundo está cambiando”.

Respecto a la propuesta del Gobierno de prohibir la matriculación de vehículos de combustión en 2040 y su circulación en 2050, ha asegurado que “no parece que vaya a ser muy problemático” para la firma. “Pero, se están tomando decisiones demasiado anticipadas a los tiempos. El verdadero problema sigue siendo la vejez del parque automovilístico español. El diésel tiene varios años para seguir siendo una alternativa de movilidad”, ha dicho Puey.

“El mal clima generado en torno a este carburante ha generado que se vendan más automóviles de gasolina, lo que está provocando que el mix de emisiones de CO2 sea mayor”, añadió el directivo. Citroën, según cifras de la empresa, vende una media de diez puntos porcentuales más de vehículos diésel que las demás empresas del mercado.

El directivo ha señalado que en España se han producido “declaraciones desacertadas” por parte de algunos políticos y que “esa superficialidad de análisis” puede contagiarse a otros miembros de la administración. “No entendemos porqué no se toman medidas para rejuvenecer el parque, con el peso industrial que tiene España en este sector”, se ha quejado Puey.

Normas