Hacienda lanza ya en su web el formulario para pedir la devolución del IRPF de maternidad y paternidad

Los beneficiarios de 2014 y 2015 podrán pedirlo en diciembre, los de 2016 y 2017 durante enero y los funcionarios más adelante

El Estado abonará unos 1.200 millones a más de un millón de contribuyentes

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado este lunes el lanzamiento de un formulario "ágil" que permita a los beneficiaros de la prestación de maternidad y paternidad de los últimos cuatro años solicitar la devolución del IRPF que se les cobró indebidamente por estas ayudas. 

El mecanismo estará disponible desde esta tarde en la página web de la Agencia Tributaria y Hacienda estima que devolverá un total de 1.200 millones de euros de hasta abril, a razón de 1.600 euros de media a las mujeres y 383 euros a los hombres, por el menor tiempo que cobran estos la prestación. 

El plan de Hacienda responde a la sentencia el Tribunal Supremo de inicios de octubre en la que estableció que la prestación por maternidad debe estar exenta de tributar por IRPF

Aunque inicialmente la Agencia Tributaria pareció quedar a la espera de otra sentencia aclaratoria específica del caso de la prestación por paternidad, la ministra de Hacienda adelantó la pasada semana que Hacienda también devolverá a sus beneficiarios lo que se les cargó en la renta por su permiso retribuido, que actualmente dura ya cinco semanas y está previsto que se vaya alargando hasta equipararse a las 16 semanas de maternidad. 

Podrán solicitar el dinero todos aquellos beneficiarios de la ayuda entre 2014, último año sobre el que es posible reclamar un impuesto abonado por los cuatro años de prescripción, y 2017. 

Montero ha detallado que los beneficiarios de 2014 y 2015 debe presentar el formulario en diciembre, mientras que los de 2016 y 2017 deben hacerlo en el mes de enero. Para los funcionarios, que no están afectados por la sentencia al depender de mutuas como Muface en lugar de recibir la prestación de la Seguridad Social, el Gobierno habilitará también una ventana temporal de solicitudes dando "un paso de gigante" en la interpretación de la sentencia del Supremo para incluirles, ha dicho Montero.

Quienes hayan recibido la ayuda en 2018 estarán automáticamente exentos en la campaña de la renta que se celebrará la próxima primavera. El Estado dejará de recaudar casi 300 millones al año por estas prestaciones.

La Agencia Tributaria ha estimado que se beneficiarán de la devolución 1.007.000 contribuyentes que ascenderán a 1.083.000 si se suma también a los funcionarios en el cómputo.

Hacienda devolverá el monto cobrado más intereses a quienes obtuvieran una declaración a pagar y abonaran dinero de más, pero no compensará por la demora a quienes les salió la declaración a devolver, y cobraron dinero de menos.

El formulario solo estará disponible durante diciembre para los beneficiarios de 2014 y 2015 y durante enero para lo siguientes, ha advertido Montero, que asevera que la administración será generosa pero conmina a los afectados a cumplir los plazos inicialmente previstos. En el caso de los funcionarios se abrirá una ventana temporal de peticiones posterior porque es necesario hacer un cambio legal primero. 

Además de ofrecer los canales online habituales por los que es posible hacer la declaración de la renta, como el acceso RENO, la clave PIN o el certificado electrónico, Hacienda permitirá a los interesados presentar su solicitud por escrito en las oficinas de la Agencia Tributaria aunque advierte de que el proceso puede ser más lento por esta vía.

Hacienda ha cruzado ya sus datos con los de la Seguridad Social para agilizar al máximo el proceso, con lo que los interesados solo tendrán que informar de dos datos: el año, o años, en que cobró la prestación y su número de cuenta para que Hacienda haga el pago.

Montero ha aseverado que el sistema establecido permitirá repartir el impacto en déficit entre 2018 y 2019. Asegura, además, que el Gobierno ya tenía en cuenta este impacto al informar a Bruselas por lo que no considera necesario revisar sus previsiones de déficit para ninguno de los dos ejercicios. 

Normas