Cuatro ideas españolas premiadas por la UE

Son ‘startups’ que han fraguado proyectos innovadores

Trabajan en gastronomía, discapacidad, espacio y energía

Uncovercity
Miguel Gil y Teresa Doménech, fundadores de Uncovercity.

El talento triunfa más allá de las fronteras. Cuatro pymes españolas, startups que desarrollan tecnologías, saben de ello, pues han resultado galardonadas en el Startup Europe Awards, iniciativa anual promovida por la Comisión Europea y la Fundación Finnova que premia ideas y proyectos innovadores de cualquier país.

De las 17 empresas españolas presentadas, cuatro han sido elegidas las mejores en sus áreas de actuación: Uncovercity en gastronomía, FuVex en espacio, Eyesynth en categoría social y Plactherm en energía. El espaldarazo no es solo económico, sino que supone dar a conocer en Europa sus proyectos.

Ocio más movilidad

Uncovercity se dedica a llevar a sus clientes, en colaboración con Cabify, a destinos gastronómicos que ellos no conocen. Se paga el trayecto de ida y vuelta más el menú cerrado. Esta startup valenciana lleva 11 meses con el producto automatizado.

El cofundador y CEO, Miguel Gil Martí, afirma que el buen funcionamiento del negocio les ha animado a ampliar la idea y en la empresa, donde trabajan tres personas incluido el propio Gil, ya piensan aliarse con hoteles para que los clientes puedan tener información en recepción de restaurantes, medios de transporte o plataformas de movilidad para el mismo sistema de traslado y evento.

“También queremos extrapolar el proyecto a establecimientos hoteleros desconocidos por el cliente hasta que llega”. En un futuro no descartan que el usuario conozca su destino porque “de lo que se trata es de conectar movilidad con destinos turísticos y de ocio”, señala.

Contra la polución

En otro campo distinto se mueve FuVex, una pyme navarra dedicada a trabajar industrialmente con drones. Mejor dicho, a intentarlo, porque “la legislación actual solo permite que se muevan a 500 metros de distancia del piloto”, explica uno de los fundadores y CEO, Carlos Matilla.

Drones con los que trabaja FuVex.
Drones con los que trabaja FuVex.

La actividad consiste en desarrollar drones que recorran largas distancias y sirvan para revisar infraestructuras, actuar contra la polución en el mar e intervenir en servicios de rescate y emergencias. “Nuestra intención es que en la próxima década el mercado de drones se haya multiplicado por 12”, dice Matilla. 

Esta empresa es más antigua que la anterior, pero tampoco hay que remontarse mucho, pues nació en 2015, aunque la actividad surgió como un proyecto universitario en 2013. Un equipo de 14 personas trabaja en las sedes de Tudela y Pamplona para hacer realidad “las muchas aplicaciones que tienen los drones”.

En tres dimensiones

La tercera de las pymes españolas distinguidas por su innovación es Eyesynth, que lleva cuatro años desarrollando unas gafas para invidentes.

Antonio Quesada, el consejero delegado de esta empresa con sede en Castellón, declara que “se trata de un aparato que graba en tres dimensiones lo que le rodea y lo convierte en sonido. Las pruebas las hemos realizado con invidentes, son ellos quienes nos han asesorado”.

 Gafas que graban para convertir en sonidos, de Eyesynth.
Gafas que graban para convertir en sonidos, de Eyesynth.

En 2019 saldrán al mercado, lo que representa “orientar el producto al usuario y ver el diseño que necesita”. A través de una tienda en su web y de la venta de las gafas en ópticas, Quesada confía en que Eyesynth, que da empleo directo a nueve personas e indirecto a más de 30 en toda España, se consolide. “Las perspectivas son buenas”, añade.

Suelo inteligente

Otra idea galardonada ha sido la de la Plactherm, una firma que ha creado un suelo radiante inteligente. Su CEO, Felipe Velasco, explica que su producto se basa en ofrecer “confort térmico”, o lo que es lo mismo, “adaptar la temperatura del espacio que ocupa una persona a las necesidades y deseos de esta sin que todos sus compañeros de estancia tengan la misma”.

Velasco asegura que se basan en estudios realizados en grandes empresas españolas. Han concluido que en los espacios compartidos de trabajo suele “haber un sobrecalentamiento que consume un 10% más de energía”. Con su proyecto, cada trabajador controlará la temperatura de su zona concreta de suelo a través de un smartphone. “En estos suelos hemos incorporado sensibilización de presencia”.

Plactherm, radicada en Madrid, nació en 2013 como consultora y ahora ocho personas trabajan ya en el proyecto piloto con una gran empresa de suelos térmicos.

Proyectos con perspectivas

Llevar a un cliente a un restaurante que no conoce y aunar movilidad urbana con gastronomía es la actividad de Uncovercity.

FuVex trabaja desde 2015 en desarrollar drones que alcancen largas distancias.

Gafas que graban lo que hay alrededor para convertirlo en sonido y destinadas a invidentes es el proyecto de Eyesynth.

Para Plactherm es posible controlar la temperatura en el espacio individual del trabajador con suelos radiantes inteligentes.

Normas