La OCDE alaba la política social del Gobierno y la subida del salario mínimo

Gurría destaca que "a España le va mejor que a Europa y al mundo".

Calviño: Bruselas reconoce que el presupuesto recorta más el déficit que una prórroga

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, y la ministra de Economía, Nadia Calviño, durante la presentación del último estudio económico de la OCDE sobre España.
El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, y la ministra de Economía, Nadia Calviño, durante la presentación del último estudio económico de la OCDE sobre España. EFE

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, ha salido este jueves en defensa del Gobierno español en uno de sus momentos más delicados. Mientras Bruselas y el FMI han detectado riesgos en el plan presupuestario de 2019 y el Ejecutivo admite que si no logra sacarlo adelante podría tener que adelantar elecciones, Gurría ha alabado las políticas sociales que el Gabinete de Pedro Sánchez ha anunciado para acompañar a la recuperación económica, como el incremento del salario mínimo interprofesional.

"Venimos a dar un voto de confianza al desempeño de la economía española y un voto de confianza a sus autoridades" en vista de su preocupación por "aumentar la productividad, cuidar los déficit públicos, pero darle un profundo sentido de crecimiento inclusivo", ha dicho Gurría durante la presentación del informe anual económicos sobre España, en la que ha estado acompañado por la ministra de Economía, Nadia Calviño.

Gurría ha lamentado que tras la corrección a la baja ayer de algunas de las proyecciones macroeconómicas sobre España, se haya interpretado que la OCDE está siendo muy crítica con el país o su Ejecutivo. "A España le va mejor que a Europa, mejor que al mundo", ha defendido, recordando eso sí que el planeta está sufriendo un nuevo frenazo económico que achaca a la guerra comercial abierta.

El responsable de la OCDE ha querido aclarar, efusivamente, que pese a lo que se ha dicho, la organización valora positivamente la intención del Gobierno de elevar un 22% el salario mínimo interprofesional en 2019, hasta los 900 euros, puesto que el país parte de niveles muy bajos y se acerca así a la media de los países desarrollados.

Es una respuesta "necesaria y adecuada" ha dicho a la necesidad de acompañar la recuperación macroecoómica de medidas que permitan que la ciudadanía las note, en un momento en el que, ha dicho Gurría, los resultados electorales de todo el mundo vienen demostrando un profundo descontento con al gestión económica.

En cuanto a las discrepancias de Bruselas, el Fondo Monetario Internacional o la propia OCDE respecto a las previsiones económicas del Gobierno español, Gurría ha manifestado que es un debate sobre unas pocas décimas de déficit arriba o abajo, pero que nadie discute la tendencia de mejora de fondo.

Por su parte, Calviño ha celebrado que la valoración de la OCDE esté alineada con la del Gobierno y ha defendido que la valoración que hizo ayer la Comisión Europea de su plan presupuestario es positivo.

Es más, la ministra ha aseverado que el dictamen de Bruselas indica que el ajuste del déficit será mayor con las cuentas públicas negociadas con Unidos Podemos que si se prorrogan los Presupuestos del PP para el próximo año.

 

 

Normas