Moody's degrada aún más el rating de Dia y duda del cumplimiento de sus compromisos financieros

Baja la calificación de Ba2 a B2 en poco más de un mes

Alerta de la poca liquidez a la que le puede abocar la caída del negocio

Moody's degrada aún más el rating de Dia y duda del cumplimiento de sus compromisos financieros

Moody's ha vuelto a rebajar la calificación crediticia de Dia apenas un mes después de degradarla a bono basura. La agencia ha revisado el rating para colocarlo en B2 desde Ba2, argumentando que esta nota "refleja la trayectoria de ingresos de la empresa y su debilitada liquidez", según el analista jefe Vincent Gusdorf. "Dia todavía tiene que refinanciar los próximos vencimientos de su deuda y mejorar sus covenants, que creemos pueden presionar su liquidez en los próximos meses, aunque sabemos que continúa negociando con sus bancos", dice Gusdorf. 

Precisamente, las dudas sobre la liquidez futura del grupo de supermercados motiva que su rating siga con perspectiva negativa. "Esta podría estar bajo una gran presión si no encuentra nuevas formas de financiación y restablece los plazos de revisión de sus ratios de deuda (covenants) . La perspectiva negativa también refleja la débil competitividad y el perfil de los ingresos, además de los riesgos relacionados con la implementación del nuevo plan estratégico y la posibilidad de que la competitividad siga creciendo en el mercado español".

La agencia de calificación explica que todavía podría degradar más los ratings si el proceso de refinanciación de su deuda, que Dia ya ha iniciado y que está próxima a cerrar, no contempla la revisión de sus vencimientos a corto plazo, sobre todo los 300 millones en bonos que venderán en julio del próximo año. También amenaza con rebajarla si no establece una estructura de capital sólida a largo plazo. El consejero delegado de Dia, Antonio Coto, no descartó una futura ampliación de capital en la presentación de los últimos resultados trimestrales. "No se nos escapa que la compañía operará en un entorno financiero diferente, que requerirá una estructura de capital distinta. Cualquier decisión que tome el consejo sobre la futura estructura de capital de la compañía, la comunicaremos al mercado", explicó. Sobre la mesa también está la posibilidad de que el primer accionista del grupo, el fondo luxemburgués Letterone liderado por el magnate ruso Mijail Fridman, amplíe su participación del 29% y lance una opa por la totalidad de la compañía.

Por otro lado, Moody's explica que podría mejorar la calificación crediticia si recupera una situación de liquidez adecuada, si mejora el margen de sus covenants y si limita los vencimientos de la deuda a corto plazo. El último acuerdo de refinanciación con la banca contemplaba un nivel de deuda financiera neta máximo de 3,5 veces el ebitda ajustado. Moody's cree que Dia lo incumplirá cuando los bancos lleven a cabo la próxima revisión del ratio, que se llevará a cabo, dice la agencia, en febrero de 2019.

Normas