Telecos

Telefónica, Orange y Vodafone se unen: reclaman fusiones para afrontar el 5G

Recuerdan que en China y EEUU se va a reducir el número de operadoras

El Gobierno prevé subastar las frecuencias de 700 MHz a principios de 2020

Emilio Gayo, Antonio Coimbra y Laurent Paillassot en las jornadas de UGT.
Emilio Gayo, Antonio Coimbra y Laurent Paillassot en las jornadas de UGT.

Guante blanco entre las tres grandes telecos españolas. En unas jornadas sectoriales organizadas por UGT esta mañana, los responsables en España de Telefónica, Vodafone y Orange, Emilio Gayo, Antonio Coimbra y Laurent Paillassot han coincidido en la necesidad de que se establezcan distintos cambios regulatorios. Entre ellos, han advertido de la necesidad de que se reduzca el número de operadoras.

Así, Gayo ha recordado que en Europa hay 450 compañías móviles, frente a cuatro en EEUU y tres en China. Coimbra y Paillassot, a su vez, han recordado que en EEUU se están fusionando dos de ellos y en China se lo están planteando.

Coimbra advirtió de que el 5G requerirá de una inversión tremenda, que no se podrá hacer en la situación actual. "El tamaño es muy importante, no puede haber un mercado tan fragmentado en Europa", señaló el directivo francés, quien añadió no podemos ganar en España si no se cambia en Europa.

En opinión de los directivos, si no hay cambios, Europa se va a quedar por debajo de EEUU y China, también en el 5G.

Gayo aludió también a la fuerte destrucción de valor sufrida por las telecos en España, indicando que los ingresos del sector han caído un 24% en los últimos años, un 39% en el caso de Telefónica. En su opinión, es un sector deflacionario en el que se ha trasladado al cliente la bajada de precios. "Si no cambia el modelo de la regulación para las compañías de telecomunicaciones, difícilmente nos podremos sostener", advirtió el ejecutivo. En esta línea, Paillassot reconoció que hay una fuerte presión en los precios.

Los directivos recordaron la fuerte inversión en redes realizadas en los últimos años, que han llevado a España a liderar el despliegue de redes de fibra óptica en el Viejo Continente. "Estamos en más de 20 millones de hogares con nuestra red de fibra", dijo Gayo. Paillassot afirmó que la inversión por usuario en España está por encima de la media europea.

Las telecos, en cualquier caso, reivindicaron su papel como motor económico y como motores del cambio tecnológico. Coimbra señaló que tecnologías como el 5G, el cloud, el big data, la inteligencia artificial, la robótica y el internet de las cosas van a cambiar todo. De igual forma, criticaron la voracidad fiscal de las administraciones públicas. "Pagamos más de 200 millones de euros al año en tasas que no tienen nada que ver con el impuesto de sociedades", dijo Coimbra.

A su vez, los representantes de UGT criticaron la actual regulación por anacrónica e ineficiente, y reclamaron que haya competencia en infraestructuras con un mercado libre, salvo en las zonas donde no llegan las redes. De igual forma, advirtieron de la pérdida de miles de empleos de calidad en el sector de telecomunicaciones desde la liberalización del sector en 1998, añadiendo que la competencia debe garantizar el empleo. El sindicato criticó los modelos virtuales de empresas como Pepephone y WhatsApp (a las que no aludieron directamente sino que mostraron en una diapositivas difuminadas) que gestionan millones de clientes con escasas plantillas.

En las jornadas de UGT, el director general de Telecomunicaciones, Roberto Sánchez, adelantó que el Gobierno prevé subastar las frecuencias de la banda de 700 MHz, clave para el 5G, a principios de 2020, cuando ya esté cerca la liberación de esta franja del espectro, que tiene como fecha límite el 30 de junio de ese año. "No queremos forzar a las operadoras a hacer inversiones innecesarias por adelantado", dijo el director general.

Sánchez dejó claro que no habrá un proceso de licitación oneroso, tal y como ha sucedido en Italia en la última subasta de espectro de 5G, que dificulten el despliegue de las redes.

Además, recordó que el Gobierno va a trasponer las directivas comunitarias, lo que supondrá la aprobación de una nueva ley general de telecomunicaciones y la reforma del marco legal del área audiovisual.

 

 

Normas