Allianz sigue viendo a la Bolsa como el activo con más brillo en 2019

Prevé que el crecimiento siga siendo sólido, pero más moderado

Infrapondera la renta fija soberana

Trabajadores de la bolsa de Nueva York.
Trabajadores de la bolsa de Nueva York. EFE

Los inversores deben ir despidiéndose de los retornos elevados y la baja volatilidad que ha acompañado al mercado en los últimos años, un periodo marcado por un crecimiento económico robusto, una inflación en zona de mínimos y políticas monetarias expansivas. Así ha comenzado la presentación de estrategias de Allianz Global Investors.

“El otoño está llamando a la puerta”, ha afirmado Ann- Katrin Petersen, estratega de la firma. La experta ha señalado que los mercados se enfrentarán a partir de ahora a un escenario distinto, aunque no tan catastrófico como lo anticipan las últimas caídas de la Bolsa. Para los próximos años, en Allianz prevén que el crecimiento continúe siendo sólido, eso sí, inferior a los datos registrados en los últimos años. Es decir, la economía global se adentra en un contexto de desaceleración, una idea que remarcan los organismos internacionales como el FMI. A esto hay sumarle la progresiva normalización de la política monetaria para poder hacer frente al incremento de la inflación, unas alzas que empiezan lentamente a trasladarse al mercado de trabajo con el incremento de los salarios. Por si esto no fuera suficiente, la experta detalla que las valoraciones de determinados activos son muy exigentes. Entre los riesgos, desde la gestora apuntan a la incertidumbre política en Europa y la guerra comercial.

Petersen señala que las tensiones entre EE UU y China si continúan tal y como están hasta ahora, no socavarán la economía global, aunque esto no impedirá que lastre entre un 0,5% y 1% el PIB mundial. Aunque China es el principal competidor de EE UU y responsable del déficit comercial de la primera economía del mundo la experta no da nada por sentado y afirma que los aranceles podrían hacerse extensibles a la UE, especialmente a algunas economías como la alemana.

Desde Allianz prevén que en los próximos meses la periferia vuelva a dar de qué hablar. Con la atención puesta ahora mismo en los presupuestos italiano, en la gestora señalan que España atraviesa un momento delicado. Aunque de momento el efecto contagio ha permanecido controlado, las dudas seguirán sobrevolando especialmente ahora que el Gobierno está en minoría y cuanta con serios problemas para sacar adelante los presupuestos de 2019.

En base a todo esto, la gestora aconseja reducir las posiciones en activos de riesgo. Eso no quiere decir, que la Bolsa pierda su brillo por completo, pues la renta variable suele registrar un comportamiento positivo entre los 12 y siete meses previos al estallido de la recesión. Eso sí, ahora más que nunca la selección y la gestión activa se convierten en las herramientas fundamentales para sacar partido a la Bolsa en un escenario de repunte de la rentabilidad. Por regiones, la experta escoge a Europa y entre ellos a España así como los mercados emergentes.

Petersen infrapondera los bonos soberanos, centrándose en los plazos cortos mientras que para el crédito recomienda cautela, pues es de esperar que los diferenciales sigan ampliándose.

Normas