Negociación

¿Se acerca un acuerdo sobre el Brexit? Estas son algunas pistas de que sí

La ausencia de comentarios públicos puede esconder avances en las conversaciones

La libra ha avanzado un 1% esta semana

La primera ministra británica, Theresa May, sale de Downing Street en Londres el pasado 31 de octubre
La primera ministra británica, Theresa May, sale de Downing Street en Londres el pasado 31 de octubre AFP

La libra ha vivido una semana de vaivenes, al ritmo de las especulaciones sobre la cercanía (o no) de un acuerdo de Londres y Bruselas para articular la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Las caídas de lunes a miércoles dieron paso a dos jornadas de fuertes subidas (el jueves la moneda europea subió un 2% frente al dólar). El saldo semanal dejó a la libra un 1% arriba, hasta alcanzar 1,2969 dólares.

Las negociaciones siguen su curso. Ninguna de las partes ha informado en detalle lo que sucede a puertas cerradas en Bruselas desde que la primera ministra Theresa May puso al día al Parlamento el 22 de octubre. Pero la falta de comentarios públicos no quiere decir que no esté sucediendo nada.

Negociadores británicos y europeos están reunidos tratando de romper el punto muerto y a solo cinco meses antes de que el Reino Unido salga, hay indicios de que se forja un acuerdo lejos de la mirada pública. 

En privado, funcionarios de ambos bandos señalan que la próxima vez que conozcan novedades sobre el Brexit será cuando se acuerden los términos del divorcio, y eso podría darse antes de lo que muchos observadores piensan.

En Londres, funcionarios de gobierno creen que las negociaciones concretarán el paso decisivo necesario para un acuerdo en las próximas semanas, según dos personas cercanas al tema.

El punto clave es cómo evitar que se realicen controles aduaneros en la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda sin poner nuevas barreras entre Irlanda del Norte y el continente británico. El Financial Times informó el jueves que la UE está lista para hacer una nueva oferta de compromiso sobre cómo debería estructurarse el denominado backstop. El bloque estaría de acuerdo con el llamado de May a un trato aduanero en todo el Reino Unido con la UE a fin de evitar los controles de mercancías entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte o en la frontera con la República de Irlanda. De manera crucial, este sería un compromiso vinculante desde el punto de vista legal según los términos del tratado de separación, informó el periódico.

Campaña anti Brexit en Londres
Campaña anti Brexit en Londres AFP

El Reino Unido y la UE están "sin duda muy cerca de resolver" el problema fronterizo, afirmó la mano derecha de May, David Lidington, durante una visita a Dublín el viernes. Añadió que espera un acuerdo en las próximas semanas. Lidington acotó que no podría predecir el momento en el que ocurrirá, pero señaló que se podría convocar una reunión del Gabinete en cualquier momento.

La oficina de May también se mostró positiva. "Hemos presentado nuestras propuestas, la UE se está comprometiendo con ellas y las negociaciones continúan", comentó el viernes Alison Donnelly, vocera de la primera ministra. "Más allá de eso, no hay mucho que pueda decir".

Vista del centro financiero de Canary Wharf de Londres, Reino Unido
Vista del centro financiero de Canary Wharf de Londres, Reino Unido EFE

El enfoque cauteloso de Donnelly refleja la prudencia del equipo de May. Si dicen demasiado en público, temen que se interrumpan las negociaciones. Cuando el Times informó que los negociadores aceptaron el jueves los términos de un futuro acuerdo comercial sobre servicios financieros, la oficina de May respondió con una dureza atípica, instando a la prensa en Londres a no seguir la noticia y llamando a la calma a los medios.

No obstante, incluso si se llega a un acuerdo en Bruselas en los próximos días, May tendrá que conseguir el apoyo de su propio Gabinete y luego del Parlamento.

El martes por la mañana, como suele ser costumbre, hay convocada una reunión del consejo de ministros, pero esta vez los ministros invitados no saben qué estará en la agenda, aseguró una persona con conocimiento del asunto, que añadió que el secreto genera sospechas de que May y sus ayudantes pretenden cerrar el acuerdo con la UE y obligar al Gabinete a aceptarlo.

Normas