Congreso IEF

Casado promete una bajada de impuestos masiva a las empresas

Propone bajar cinco puntos el tipo medio de Sociedades hasta el 20%

Asegura que no destopará las cotizaciones sociales y no aplicará la tasa digital

El presidente del PP, Pablo Casado, ha hecho esta mañana una enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado de 2019 que han diseñado PSOE y Podemos, inmersos en la búsqueda de apoyos para su tramitación parlamentaria y su posterior aprobación en el primer trimestre del año que viene. “Proponen subidas de gasto y de impuestos que no son necesarias; plantean previsiones de gasto e ingresos infladas y que ponen en peligro la recuperación”, aseguró durante su intervención en el XXI Congreso Nacional de la Empresa Familiar.

Casado recalcó además que los supuestos ingresos que se van a lograr a través de subidas de impuestos se van a diluir por el aumento de la prima de riesgo. “Una subida de 50 puntos de la prima de riesgo representa un coste de 5.000 millones de euros. El aumento de recaudación se lo va a llevar el coste de incumplir el déficit y de nuestra escasa credibilidad”, recalcó el presidente del PP, que apeló a Ciudadanos para que no desbloquee la tramitación de las cuentas públicas.

Pide a Ciudadanos que no apoye unas cuentas que son “la semilla de una recesión”

“Apelo para que no facilite un mal presupuesto, que es la semilla de la recesión”, reclamó visiblemente molesto, ante el cambio de estrategia del partido presidido por Albert Rivera en su bloqueo de las cuentas en la Mesa del Congreso, lo que podría permitir el inicio de su tramitación parlamentaria.

 En su exposición ante un auditorio de 600 empresarios, el presidente del PP detalló los puntos de la que denominó la agenda de la competitividad, la hoja de ruta con la que concurrirá a las próximas elecciones generales y que suponen una enmienda a la totalidad de lo que proponen PSOE y Podemos. “Como liberal lo que creo que tiene que hacer un gobierno es no molestar y crear un marco regulatorio y de costes para que las empresas creen riqueza y paguen impuestos”, aseguró Casado antes de destacar las masivas rebajas de impuestos que prepara.

“La agenda de la competitividad pasa por una rebaja del impuesto de sociedades hasta situarlo en un tipo medio del 20%, para poder competir con el resto de países de nuestro entorno; situar el marginal del IRPF en el entorno del 40% o incluso por debajo y suprimir el impuesto de Patrimonio”, aseguró Casado, que destacó que cuando finalice este ejercicio España será el único país europeo que no lo habrá suprimido.

El plan de los populares también pasa por eliminar Sucesiones y Donaciones y no destopar las cotizaciones sociales. Las cuentas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha presentado a la Airef muestran su intención de incrementar las bases máximas de cotización un 10% hasta situarla por encima de los 50.000 euros.

Ello supondría un coste anual adicional de 1.293 euros para las empresas que tengan que pagar los salarios de los trabajadores, mientras que los empleados pagaran 257 euros más al mes por sus mayores cotizaciones. El plan que ha diseñado el PP también contempla la no aplicación de la tasa a las transacciones financieras ni la tasa a los grandes gigantes digitales, como Google o Facebook.

 Los otros dos bloques económicos en los que Casado propuso reformas de calado fueron el laboral y el energético. En el primer propuso que no se derogue la reforma laboral. “Se han conseguido crear 2,7 millones de puestos de trabajo, cuando antes se habían destruido 4 millones”, precisó el presidente del PP, que abrió la puerta al análisis de futuras medidas como la incorporación de planes de pensiones privados o la activación de la denominada “mochila austriaca”, mediante la que los trabajadores pueden capitalizar sus indemnizaciones por despido para convertirlas en un complemento a su pensión.

En el terreno energético, el presidente del PP abogó por un mix energético que garantice el suministro y un coste adecuado. “En la actualidad somos el tercer país con el precio de la energía más caro, solo por detrás de Malta y Chipre”, insistió Casado, que reclamó ampliar las interconexiones para hacer de España un hub de gas natural licuado.

Normas