Seat consigue un beneficio récord de 237 millones gracias al aumento de las ventas y al lanzamiento del Arona

Es un 54,4% más respecto a los 154 millones de euros del mismo periodo del año pasado

Volkswagen, dueño de la española, ganó un 24,2% más, con un total de 9.118 millones

Vista de la factoría del grupo Seat en Martorell (Barcelona), la principal fábrica de automóviles de España.
Vista de la factoría del grupo Seat en Martorell (Barcelona), la principal fábrica de automóviles de España. EFE

Seat contabilizó un beneficio operativo récord de 237 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un 54,4% más que los 154 millones que ganó en el mismo periodo del año anterior, según cifras publicadas por el grupo Volkswagen este martes. La compañía explicó que esta mejora en los resultados se debió a que entre enero y septiembre registró su mayor volumen de ventas, con 415.600 vehículos comercializados, un 17,1% más. Asimismo, el beneficio operativo de Seat también se vio favorecido por el lanzamiento del Arona y la mejora en el 'mix' de producto, es decir, la venta de vehículos con un mayor margen de beneficio.

Los ingresos de la firma con sede en Martorell (Barcelona) se situaron en 7.744 millones de euros en lo que va de año, un 6,7% más que en los tres primeros trimestres de 2017 y la cifra más alta de Seat en los nueve primeros meses de un año. "Los resultados financieros obtenidos entre enero y septiembre de 2018 muestran la etapa positiva por la que atraviesa Seat", apuntó la compañía.

De cara al ejercicio completo, los resultados de Seat dependerán "parcialmente" de los efectos de la implementación del nuevo ciclo de homologación de consumo y emisiones WLTP (desde el 1 de septiembre), según explicó la firma del grupo Volkswagen. Seat acelerará en lo que resta de año la cifra de inversiones y gastos en I+D para nuevos modelos e incrementará las actividades de marketing, con el lanzamiento del Tarraco y del Cupra Ateca.

Volkswagen también presenta buenos resultados

La firma alemana Volkswagen, dueña de Seat, obtuvo un beneficio neto atribuido de 9.118 millones de euros, un 24,2% más que un año antes, pese a los efectos de la implementación de la nueva norma de homologación en Europa y la multa a Audi de 800 millones de euros por el diésel. El resultado operativo subió entre enero y septiembre un 2,2% (10.871 millones de euros) y la facturación se incrementó un 2,7% (174.577 millones de euros).

Las marcas VW, Audi, Skoda, Bentley y los Vehículos Comerciales redujeron sus beneficios operativos, mientras que Seat, Porsche y Scania los han mejorado. La marca de lujo Bentley tuvo una pérdida de 137 millones de euros, frente al beneficio de 31 millones de euros un año antes, debido a los tipos de cambio y los retrasos en el lanzamiento del nuevo Continental GT.

El consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, dijo al presentar el balance que "los resultados de los nueve primeros meses del actual año fiscal son alentadores". Diess consideró que el sector automovilístico tiene que superar grandes desafíos, porque se encuentra en una fase de transformación y tiene que acelerar la velocidad de este proceso de cambios.

Normas