El Ibex se sacude las dudas: sube un 1% y sale de mínimos gracias al tirón de Santander, Telefónica y Grifols

Volatilidad en el euro tras la renuncia de Merkel a repetir como canciller alemana

El selectivo español recupera los 8.800 puntos

Ibex en directo
Operador de la Bolsa de Nueva York AP

La victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones brasileñas es como un clavo ardiente para los inversores y sirven de contrapunto a la incertidumbre que rodea al mercado en el último mes. El Ibex no ha duda y se ha sumado a la oleada de compras. La exposición de las grandes cotizadas españolas a la economía brasileña ha pasado de actuar de freno a convertirse en el catalizador de la jornada. Los ascensos de Telefónica (2,54%), Santander (2,55%), Mapfre (1,92%) y Repsol (0,66%) dieron alas a la Bolsa española que sumó un 1,04%. Esta subida permite al selectivo español salir de los mínimos del año. No obstante, a pesar de estos repuntes las pérdidas en el mes continúan siendo abultadas y a falta de dos sesiones para que concluya octubre, el Ibex 35 se deja un 6%. En Brasil, el Bovespa después de abrir con ascensos del 2,6% cede ahora un 0,87%.

Junto a las empresas con mayor exposición a Brasil destaca el desempeño de Grifols, que este lunes se ha anotado un 8,81% tras presentar los resultados de un ensayo clínico que demuestra una ralentización en la progresión del alzhéimer. Le sigue Dia, que avanza un 5% corrigiendo pérdidas precedentes.

IBEX 35 9.490,80 0,36%
EUR x USD 1,1126 -0,233%

La temporada de resultados sigue su curso. En el plano financiero hoy ha sido el turno de Bankia y Unicaja. La entidad que preside José Gorigolzarri obtuvo un beneficio de 744 millones, un 0,6% más. Los inversores no se han tomado a bien las cuentas del banco que cede un 2,86%, hasta los 2,71 euros, mínimos de agosto de 2016. Junto a Bankia, Acerinox (-1,67%) y Amadeus (-1,3%) lideran los descensos. Fuera del selectivo, las cuentas de Unicaja han sudo recibidas con caídas del 0,92%. 

Otro de los catalizadores para la Bolsa española, y más concretamente para el sector financiero, han sido la caída la rentabilidad de la deuda italiana a 10 años después de que el viernes S&P decidiera no rebajar la nota del país, limitándose a recortar la perspectiva a negativa. El rendimiento de la deuda italiana a 10 años cae del 3,44% del viernes al 3,33% y toma distancia de los máximos de los máximos de 2014 registrados el 18 de octubre (3,6%).

El resto de Bolsa europeas también se decantaron por las subidas. El Mib italiano repuntó un 1,9%; el Dax alemán, un 1,2%; el FTSE británico, un 1,25% y el Cac francés, un 0,44%. Las subidas de la Bolsa alemana se debieron a los ascensos de las automovilísticas (el sector en Europa avanzó un 2,95%), después de que Bloomberg publicara las intenciones de China de rebajar a la mitad el impuesto a la compra de vehículos, en un intento de impulsar la demanda.

Por si el panorama político no estuviera la suficientemente enrevesado, la pérdidas de apoyos de la CDU y el SPD alemán en el Estado de Hesse contribuyen a la inestabilidad después de que Angela Merkel haya comunicado su decisión de no repetir como presidenta del partido ni como canciller más allá de 2021. La noticia lleva al euro a perder los 1,14 dólares y caer a mínimos del año. El resto de conflictos políticos siguen sin resolverse. Desde Link Securities destacan los frentes abiertos como la guerra comercial entre EEUU y China, la pugna entre el gobierno populista italiano y la UE por el presupuesto 2019 diseñado por el primero, el encallamiento de las negociaciones del brexit, y el choque entre Occidente y su socio Arabia Saudita por el asesinato de un periodista crítico con el régimen saudita. 

Juan José Figares resalta además, que la temporada de resultados no está resultando ser el catalizador que se esperaba. "Las compañías que superan estimaciones no están recibiendo la respuesta positiva por parte de los inversores que suele ser habitual, mientras que las que “defraudan” las expectativas de los analistas o se muestran dubitativas sobre el devenir de sus negocios en los próximos meses están siendo duramente castigadas", subraya. Después de las caídas registradas por Alphabet y Amazon tras publicar sus cuentas, esta semana todas las miradas están puestas en Apple y Facebook. Todo ello en un momento en el que empieza a hablarse de una posible corrección en sector tecnológico, después de que el Nasdaq registrara la semana pasada la mayor caída desde 2011. Este lunes los tres índices de Wall Street registraban ligeras subidas que, al cierre, se tornaron en caídas. El Dow Jones cedió un 0,99%, el S&P 500, un 0,66%, y el Nasdaq, un 1,6%. 

Normas