El Ibex perfora mínimos de 2016 pero escapa a la sangría de la Bolsa alemana

El Ibex 35 retrocede un 1% frente al 2% del Dax

Los resultados de Caterpillar y 3M reavivan las dudas sobre el crecimiento

Ibex directo Ampliar foto

Los inversores no encuentran razones para el optimismo y los mercados pagan las consecuencias. El cóctel de ingredientes bajistas aumenta día a día. Los dos últimos, el rechazo al presupuesto italiano y la corrección que sufre la Bolsa alemana, que ayer bajó un 2,17% arrastrado por las caídas de Bayer (-9,5%) tras la sentencia judicial en EE UU que rebaja la multa a Monsanto por su herbicida Roundup, que contiene glifosato, pero rechaza repetir el juicio.

En una jornada en la que el enfriamiento de la economía mundial volvió a primera línea de fuego, el Ibex 35 no escapó a las ventas, pero las caídas registradas por la Bolsa española (-0,92%) fueron inferiores a las registradas por las principales plazas europeas. La banca continúa siendo protagonista y presa de la volatilidad, tendencia que se mantendrá al menos hasta el 5 de noviembre, fecha en la que se conocerá la decisión del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas. Sabadell volvió a ser el banco más castigado (-3,32%), seguido por CaixaBank (-2,18%), Bankinter (-1,67%), Santander (-1,52%), BBVA (-0,53%). Bankia se libra los descensos con un repunte del 0,49%.

Los mayores descensos del selectivo español no estuvieron liderados esta vez por las entidades financieras sino por valores industriales como Cie que cayó un 4,84%, castigado por los resultados de Michelin y Renualt. Le siguen Indra (-4,09%) y Meliá (3,39%). En el lado opuesto se sitúa Dia, que rebota un 10,3% después del 24,5% que se dejó la sesión anterior, e Inditex que sumó un 1,2% en una jornada en la que la cotizada movió el triple de acciones que el promedio de los últimos 20 días, según datos de Bloomberg.

El resto de índices europeos también se sumaron a la corriente bajista. El Mib italiano retrocede un 0,86%; el Cac francés, un 1,69% y el Euro Stoxx, un 1,54%. Unos descensos que se vieron agravados por las ventas en Wall Street donde los tres índices de referencia llegaron a registrar descensos cercanos al 2% que finalmente se quedaron en el 0,5%. Las caídas se produjeron después de la presentación de resultados de Caterpillar y 3M. Con el rumor del enfriamiento de la economía mundial sobrevolando la mente de los inversores, ambas compañías han aprovechado la presentación de sus cuentas trimestrales para alertar del impacto negativo que supone la guerra comercial. Esto fue suficiente para ambas compañías se dejaran un 8% y un 6% respectivamente al cierre de los mercados europeos. 

El entusiasmo de las medidas fiscales anunciadas por China se diluyen y los miedos ganan la partida. Por el panorama internacional no estuviera lo suficientemente convulso desde Serenity Markets apuntan a incremento de las tensiones geopolíticas entre EE UU y china después de que varios navíos de guerra estadounidense que cruzaban el estrecho de Taiwán fueran seguidos por navíos chinos, "lo que recuerda los forcejeos entre EE UU e Irán en estrecho de Ormuz", señalan.

El rechazo de Bruselas a los presupuestos italianos, apenas han tenido impacto en la Bolsa. Donde más se han dejado sentir en el mercado de renta fija, un activo muy sensible a este tipo de noticias. La deuda italiana, que vivía cierto alivio después de que Moody's mantuviera la perspectiva en estable, vuelve a tensionarse. El rendimiento de la deuda con vencimiento en diciembre de 2028 se aproxima al 3,6%, máximos de 2014 con la prima de riesgo subiendo 14 puntos básicos hasta los 318. Por su parte, el bono español permanece estable en 1,66% con el diferencial entre la deuda alemana y española en los 125 puntos básicos.

La guinda del pastel la pone Arabia Saudí y la reacción de la comunidad internacional al asesinato de Jamal Khashoggi.El presidente de EE UU, Donald  Trump, ha señalado que no está satisfecho con las explicaciones dadas hasta ahora y que mantendrá las investigaciones.

Las turbulencias animan activos refugio como el oro, cuyo precio que avanza un 0,7% hasta 1.232,5 dólares la onza. El petróleo Brent, castigado por la huida de inversores de los activos de riesgo, se deja más del 4% y cae por debajo de los 77 dólares. Estos descensos obedecen a la advertencia lanzada por Arabia Saudí de que bombeará lo que haga falta como reacción a las sanciones impuestas por la comunidad internacional por la muerte del periodista The Washington Post.

Normas