Dia intenta frenar la sangría y rebota un 10%

Jefferies recorta el precio de la compañía a 0,73 euros por acción y deja al valor sin potencial

En una semana la cotizada ha pasado de valer 1.180 millones a los 465 actuales

Dia supermercados

La cadena de supermercados Dia es presa de la volatilidad. Después de que ayer la compañía reformulara sus cuentas de 2017, los inversores volvieron a cebarse con el valor que sufrió un nuevo descalabro en Bolsa al caer un 24,5%. Hoy como si nada ocurriera las compras regresan. La cotizada intenta hacer un alto en el camino a los descensos y rebota un 10,3%, alzas que a lo largo de la mañana han superado el 13%. A pesar de estas subidas las acciones de la empresa de distribución cotizan por debajo del euro. 

Ni inversores, ni agencias de calificación ni firmas de análisis permanecen ajenos al complicado escenario que atraviesa Dia. Después de que Moody's y S&P rebajan la nota a bono basura hoy los analistas de Jefferies ajustan sus valores y establecen como precio objetivo los 0,73 euros por acción. Es decir, dejan sin potencial a la compañía. La valoración es la más baja de las firmas que siguen al valor, por debajo incluso de los 0,8 euros que establece Exane BNP Paribas o HSBC.

Ismael de la Cruz, analistas de Investing.com, reconoce que la compañía ha tenido mala suerte con la sucesión de infortunios en los últimos meses, pero que el comportamiento de Dia en el mercado no solo obedece al azar. Entre las razones que alegan para tomar posición en el valor se encuentra la pérdida de cuota de mercado a favor de Mercadona, que se convierte en líder del mercado doméstico. A esto se suman la rebaja de la participación de Norges Bank en el capital (pasa del 5,4% al 4,92%), el elevado peso de los bajistas en el capital de la compañía y el informe de Kepler afirmando la posibilidad de que la compañía sea opada y deje de cotizar.

Desde que la cadena de supermercados presentase el profit warning la semana, las acciones retroceden un 60,3%, descensos que se amplían al 82,5% en el año. En cuestión de una semana Dia ha pasado de valor 1.181,7 millones a los 465,8 actuales.

La compañía se ha convertido en la diana de los inversores bajistas. Los últimos datos recogido por CNMV señalan que el 17,65% del capital de la compañía está en manos de inversores bajistas, un porcentaje que habrá aumentado en las últimas jornadas. En el momento en que los inversores cierren sus posiciones cortas sobre el valor, Dia volverá a vivir una jornada de euforia. Hasta la fecha esa circunstancia aún no ha llegado y el ganar dinero con la caída de las acciones sigue siendo más rentable. 

Normas