Los empresarios critican el acuerdo presupuestario de Sánchez e Iglesias

Afirman que la subida de impuestos restará inversiones y empleos

Rechazan un problema de ingresos tributarios

Presupuestos 2019
El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, junto al presidente de CEOE, Juan Rosell.

Los empresarios se han mostrado muy críticos con el acuerdo sellado entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Unidos Podemos para los Presupuestos Generales de 2019. CEOE afirmó en un comunicado que la subida de impuestos a las compañías restará competitividad a la economía española, al mismo tiempo que introducirá elementos de inseguridad jurídica que podrían retrasar las inversiones. Todo ello, según la patronal empresarial afectará a la creación de empleo privado.

La patronal dirigida por Juan Rosell, mostró ayer además su discrepancia con la afirmación del Ejecutivo de que España tiene un problema de ingresos tributarios y recordó que este año la recaudación prevista superará la del año anterior. “Es evidente que, si se han recuperado los ingresos y, aun así, nos encontramos en déficit, es porque el gasto no se ha contenido”. Así, asegura en su comunicado que “cualquier incremento de la recaudación debe venir por la vía del incremento de las bases imponibles (aumento de la riqueza de empresas y ciudadanos) y no por las subidas de impuestos”.

CEOE manifestó sus dudas a la recaudación prevista en el acuerdo alcanzado ayer. En su opinión, la estimación de 5.678 millones de euros no se adecúa al impacto recaudatorio neto de las medidas fiscales propuestas, que cree será “significativamente menor”.

En opinión de los empresarios, “la política presupuestaria es expansiva en gastos sociales, elude cualquier referencia al gasto destinado a políticas sectoriales y de inversiones e irá acompañada de una subida de impuestos, sobre todo al sector empresarial”.

Consideran así que los acuerdos firmados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, implican una política presupuestaria y fiscal que no es adecuada para consolidar el ciclo económico. CEOE destaca que con los niveles de deuda tan elevados que tiene España, “aumentar el gasto corriente, es decir, el que se convierte en estructural, es un obstáculo para la sostenibilidad de las cuentas públicas en el medio y largo plazo”.

La patronal recuerda que las previsiones de la economía española apuntan a una desaceleración –el FMI ha bajado recientemente su estimación de crecimiento del PIB del 2,8% al 2,7% este año–, a lo que se sumará el impacto que tenga la paulatina normalización monetaria por parte del BCE, que prevé elevar los tipos de interés a partir de la segunda mitad de 2019. Un incremento que implicará, recuerda CEOE, aumentará el coste del pago de la deuda.

CEOE afirma además que el pacto firmado ayer no resuelve “los problemas de fondo, como la sostenibilidad del sistema público de pensiones o la reducción del paro a través de la promoción de las políticas activas de empleo”. Critica también que no hay propuestas concretas en materia de políticas sectoriales, como la industria, las infraestructuras o el transporte.

Normas