Bolsonaro logra una clara victoria en las elecciones de Brasil

Tendrá que enfrentarse a Haddad en la segunda vuelta de las presidenciales

El real brasileño apenas se mueve frente al dólar tras el resultado

Simpatizantes del Partido Social Liberal (PSL) de Jair Bolsonaro celebran su victoria en Río de Janeiro (Brasil).
Simpatizantes del Partido Social Liberal (PSL) de Jair Bolsonaro celebran su victoria en Río de Janeiro (Brasil).

El candidato ultraderechista Jair Bolsonaro se ha hecho con la victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil con el 46,05% de los votos y el 99,92% de las mesas escrutadas, según datos del Tribunal Superior Electoral (TSE). El candidato izquierdista del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, se ha hecho con el 29,25% de los apoyos y tendrá que acudir a una segunda vuelta prevista para el próximo 28 de octubre dado que ningún candidato a logrado hacerse con más del 50% de las papeletas este domingo.

En tercera posición se encuentra el exgobernador y candidato del Partido Democrático Laborista (PDT), Ceará Ciro Gomes, que ha obtenido el 12,47% de las papeletas.

BRL x USD 4,1677 0,012%

El real brasileño apenas varía tras conocerse los resultados, y cae un 0,05% hasta 3,8393 unidades por dólar. 

El ultraderechista, un polémico candidato por su defensa de la dictadura militar (1964-1985) y por sus declaraciones racistas, machistas y homófobas, confirmó su posición como favorito, consiguió una votación superior a la pronosticada por los sondeos y le faltó poco para haber sido elegido sin necesidad de una segunda vuelta. 

El candidato del PT, Fernando Haddad tras conocerse los resultados
El candidato del PT, Fernando Haddad tras conocerse los resultados AFP

El abanderado del PT, el exalcalde Haddad, fue designado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como su sucesor en vista de que no se le permitió presentarse a los comicios por estar preso. Haddad fue el ministro de Educación de los últimos dos gobiernos del PT.

Seguidores de Bolsonaro fuera de su casa en Río de Janeiro han ondeado la bandera verde amarilla nacional y han coreado "¡Nuestro presidente!" cuando el candidato se disponía a regresar a su vivienda después de votar.

Bolsonaro ha indicado poco después de conocer su victoria en la primera vuelta que Brasil está al borde del abismo y que si finalmente triunfa planea reducir los impuestos, achicar el tamaño del Estado y privatizar o extinguir muchas empresas.

"No podemos dar un nuevo paso a la izquierda", ha manifestado Bolsonaro en una declaración tras conocerse los resultados oficiales. "No queremos el regreso del tipo de gente que ha traído lo peor de la política al Palacio de Planalto", ha añadido.

"No deja de ser una gran victoria", dijo en una transmisión en directo desde su domicilio, donde se recupera de las heridas que sufrió el pasado 6 de septiembre, cuando fue acuchillado durante un mitin. "No teníamos una gran estructura, somos un partido muy pequeño y estuve hospitalizado unos 30 días", por lo que "es un gran triunfo", apuntó el candidato en alusión a los casi 50 millones de votos que le respaldaron, frente a los cerca de 30 millones (28,3 %) que logró Haddad.

Bolsonaro reiteró sus dudas sobre el sistema electrónico que se usa en las elecciones en Brasil, dijo que su equipo recibió "muchas denuncias de problemas en las urnas" y hasta insinuó que ello podría haber influido en el resultado, pero sin apuntar alguna posibilidad de denunciar formalmente un fraude.

"Vamos a exigir soluciones para eso", declaró, y se dijo "seguro" de que "si ese problema no hubiera ocurrido y tuviéramos confianza en el voto electrónico, ya tendríamos el nombre del nuevo presidente elegido" en la primera vuelta. "Ganamos en casi todas las regiones del país y perdimos sólo en el noreste", declaró Bolsonaro, quien reconoció que esa zona del país es un fortín del Partido de los Trabajadores (PT), que postuló a Haddad tras la inhabilitación de Luiz Inácio Lula da Silva, en la cárcel por corrupción.

Por otra parte, la sede de campaña de Haddad en un hotel de la localidad de Sao Paulo ha celebrado que los candidatos tengan que ir a una segunda vuelta dado que algunos sondeos han indicado recientemente que éste podría ganar a Bolsonaro en una segunda ronda.

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro AFP

"Iniciaremos mañana una campaña para salir victoriosos en la segunda vuelta", ha aseverado Haddad a sus seguidores. "Creemos que hay mucha cosa en juego", ha insistido.

Asimismo, el candidato del PT ha asegurado que la democracia está en peligro y ha resaltado que ya ha hablado con otros tres candidatos minoritarios. "Queremos unir a los demócratas de Brasil", ha sostenido.

Los partidarios de Bolsonaro culpan al PT -que gobernó a Brasil durante 13 de los últimos 15 años- de uno de los mayores escándalos de corrupción del mundo, de la creciente delincuencia que ha llevado a Brasil a ser el país con mayor cantidad de asesinatos del mundo, y de políticas económicas imprudentes que contribuyeron a la peor recesión del país en una generación.

Normas