Telefónica Brasil aprueba su mayor dividendo del año: 580 millones

La decisión está motivada en la fuerte subida del beneficio neto

Mantiene su compromiso de alta remuneración al accionista

Logotipo de Vivo, marca de Telefónica Brasil, en la sede del NYSE.
Logotipo de Vivo, marca de Telefónica Brasil, en la sede del NYSE.

El consejo de administración de Telefónica Brasil ha aprobado el pago de un dividendo de 2.800 millones de reales (más de 580 millones de euros) con cargo al ejercicio de 2018. Esta retribución para el accionista se realizará bajo la fórmula de interés de capital propio, típica de las empresas brasileñas.

El movimiento tiene una amplia relevancia dado que es la mayor retribución al accionista establecida por Telefónica Brasil desde principios de año. De hecho, en 2018 solo había dado el visto bueno en junio para el pago de un interés de capital propio por un importe de 400 millones de reales. De esta forma, los dividendos aprobados por la teleco este año suman 3.200 millones de reales (unos 668 millones de euros).

En 2017, la remuneración total para los inversores fue de 4.607 millones de reales, de los que 2.191 millones fueron bajo la fórmula del dividendo y el resto en interés de capital propio.

La mayor beneficiada por esta medida es la propia Telefónica, primer accionista de su filial brasileña con casi un 74% del capital.

La aprobación de esta retribución al accionista viene motivada en gran medida por el fuerte incremento del beneficio neto registrado por Telefónica Brasil en la primera parte del año. Y es que la ganancia neta aumentó un 126% proforma entre enero y junio hasta alcanzar los 4.231 millones de reales.

Telefónica Brasil mantuvo la tendencia de crecimiento en sus operaciones, con un aumento de los ingresos y del Ebitda del 1,4% y 27%, respectivamente, en el primer semestre. Además, la compañía se ha visto beneficiada por una sentencia judicial firme favorable en un litigio fiscal (con el Programa de Integração Social y la Contribuição para Financiamento da Seguridade Social) que dio como resultado el reconocimiento de un activo a largo plazo con la Administración Tributaria de 855 millones de euros.

Compromiso

De igual forma, el movimiento se encuadra con el compromiso de Telefónica Brasil de mantener una alta remuneración para sus accionistas, gracias al bajo apalancamiento. En el Capital Markets Day de la operadora, celebrado en marzo pasado en Nueva York, su consejero delegado, Eduardo Navarro de Carvalho, se comprometió al pago de una retribución a los inversores con cargo a 2018 de 4.600 millones de reales.

Desde 2013, el ejecutivo recordó a los inversores que Telefónica Brasil ha destinado 20.500 millones de reales a dividendos e interés de capital propio, con una tasa anual de crecimiento en los últimos tres ejercicios del 17,6%.

Con el pago de dividendos, la empresa también parece querer mostrar su solidez al mercado, en un momento de fuerte castigo en Bolsa como consecuencia de la crisis de las divisas, que ha afectado al real brasileño. Y es que, por ejemplo, los ADR de Telefónica Brasil se dejan un 33% en Wall Street desde principios de año.

Normas