Blackstone controla ya el 70% de Testa tras comprar a Acciona su participación

La empresa de Entrecanales vende por 379 millones su 20%

Santander permanece de momento como socio minoritario

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Acciona ha realizado un movimiento esperado por el mercado en Testa. Tras quedarse como socio minoritario en una compañía controlada por la gestora Blackstone desde el pasado mes, la empresa presidida por José Manuel Entrecanales ha decidido dar un paso y vender su participación por la que liquida su apuesta por la vivienda en alquiler. El fondo británico ya controla el 70% de la socimi y solo queda Santander, de momento, como minoritario.

Acciona comunicó este lunes a la CNMV que ha vendido su 20% en Testa, la mayor socimi de viviendas en alquiler, por 379 millones a Tropic Real Estate, una filial del grupo Blackstone. Acaba de esta forma su aventura en esta empresa por la que apostó hace tan solo unos meses.

Entrecanales dio el visto bueno el pasado año a integrar su cartera de viviendas en alquiler en Testa, valoradas entonces en 341 millones, por lo que consigue unas plusvalías de 38 millones. Anteriormente había barajado la idea de lanzar su propia socimi o vender ese portfolio. Pasaba así a ser socio de Santander, BBVA y Merlin en esta socimi.

Pero la idea era que esos socios, que estaban de salida, fueran abandonando la compañía y dejando a Acciona como accionista de referencia. El primer paso era la gran salida a Bolsa prevista para junio, con una OPV (oferta pública de venta) que podría llegar hasta los 1.000 millones. Pero en mayo todo se fue al traste. La incertidumbre en los mercados hizo frustrar la operación y Testa debutó en el MAB (Mercado Alternativo Bursátil) como una cotización puramente técnica.

Entonces comenzó la alternativa para que los socios que no veían esa participación como estratégica (el caso de BBVA y Merlin) pudiesen salir de la compañía. Hubo conversaciones con varios inversores, pero Blackstone se adelantó y el pasado 18 de septiembre puso sobre la mesa una oferta que valoraba la compañía en 1.895 millones.

A través de esa operación, la gestora británica se hizo en septiembre con el 50,01%, al adquirir el 16,95% de Merlin, el 25,24% de BBVA y la porción suficiente de Santander (solo vendió el 7,82% de un total de 36,87%) que permitía a Blackstone tomar el control de la compañía.

Además, el fondo dejaba abierta la oferta de 14,327 euros por acción al resto de propietarios. Desde ese momento, Acciona pasaba a un papel menor y la salida se esperaba en cualquier momento.

La posición en la que se queda ahora Santander, con el 29,05%, es similar. Es previsible que el banco presidido por Ana Botín venda en algún momento su participación, no estratégica. De momento, se queda como socio minoritario junto a un socio que ya conoce del proyecto Quasar, en el que la entidad financiera vendió el 51% de una cartera valorada en 10.000 millones de activos procedentes de Popular.

El fondo plantea una gestión conjunta de esta inmobiliaria y de Fidere, su otra socimi dedicada a gestionar edificios completos de viviendas en alquiler.

Las cifras de Testa Residencial

Activos. Se trata de una socimi (sociedad cotizada de inversión en el mercado inmobiliario) con 10.600 viviendas destinadas al alquiler y un valor bruto de su cartera de 2.600 millones, que le otorgaron en los seis primeros 36,98 millones de euros en rentas en los primero seis meses del año.

Dirección. Cuenta con el alemán Wolfgang Beck, quien fue fichado este año por la socimi gracias a su experiencia en el gigante germano Vonovia y otras empresas del sector dedicadas al arrendamiento.

Ubicación. El 59,3% de su cartera de activos se encuentra en Madrid, el 17,6% en Barcelona y el 6,5% en San Sebastián.

Normas