Ryanair promete un giro en su política laboral y pide apoyo público para sostener el turismo en España

Espera llegar a acuerdos con pilotos y tripulantes de cabina en este país antes de final de año

Anuncia 36 nuevas rutas desde o hacia España para el verano de 2019

Ryanair
Pasajeros afectados por la huelga de Ryanair hacen cola frente a un mostrador de la compañía. EL PAÍS

La mayor aerolínea de bajo coste en Europa, Ryanair, ha lanzado esta mañana dos mensajes de optimismo en Madrid: la caída del turismo en España es reversible y su batalla particular con los sindicatos está en vías de solución. La empresa sostiene, a través de su director comercial, Kenny Jacobs, que el enfriamiento en la llegada de turistas a España "no es alarmante".

En el primer semestre ha caído un 2,2% la llegada de visitantes de Reino Unido, Fancia y Alemania, y la ocupación hotelera se resintió un 0,2%. Una situación sobre la que Ryanair afirma que las Administraciones tienen margen de reacción: "Deben potenciarse nuevos destinos fuera de la temporada alta, con lo que se evita la actual saturación, y promoviendo una mayor competitividad en precios" respecto a mercados de nuevo emergentes como Egipto o Turquía.

La contención en tasas aeroportuarias y de navegación, así como en impuestos también es considerada clave para mantener el auge del turismo. "Las tasas e impuestos bajos atraen a las aerolíneas, y las rutas y billetes baratos captan viajeros", ha afirmado esta mañana Jacobs en rueda de prensa.

El responsable de la estrategia comercial de Ryanair ha anunciado en Madrid que tiene planificadas 36 nuevas rutas desde o hacia España para el verano de 2019, cuando la oferta de la low cost superará las 600 rutas. La previsión respecto al mercado español será de un crecimiento del 3% en pasajeros para el ejercicio fiscal 2019, hasta alcanzar los 48,3 millones. Once nuevas rutas proceden de Reino Unido, seis vendrán de Italia, cinco de Marruecos y cuatro de Francia, entre los mercados que Ryanair ve con mayores posibilidades de crecimiento hacia España.

Este mensaje de crecimiento contrasta con recientes anuncios en los que Ryanair decía plantearse rebajar su oferta en España a la vista de los conflictos laborales que viene soortando tanto con pilotos como con tripulantes de cabina de pasajeros. Respecto a esta batalla, Jacobs ha asegurado ante los medios que la empresa espera llegar a acuerdos laborales antes de final de año con los sindicatos de ambos colectivos.

En el primer semestre ha caído un 2,2% la llegada de visitantes de Reino Unido, Fancia y Alemania, y la ocupación hotelera se resintió un 0,2%

Pero según el representante de Ryanair existen trabas legales: "La transición de los contratos irlandeses a contratos españoles no se realiza de un día para otro. Falta una adaptación de la legislación irlandesa para favorecerlo y estamos pidiendo al Gobierno de Irlanda que lo facilite", ha señalado el directivo, añadiendo que el CEO de la aerolínea, Michael O'Leary, ya ha mostrado esta posición conciliadora ante la Comisión Europea el pasado miércoles.

Reacción al batacazo en Bolsa

La  irlandesa revisó ayer a la baja sus expectativas de beneficios tras cifrar en 261 millones el impacto de las huelgas en distintos países. La horquilla pasa de 1.250 a 1300 millones a un nuevo rango previsible de 1.100 a 1.200 millones de euros. La acción se dejó un 12,5%.

De momento, los sindicatos españoles escuchan con incredulidad el giro en el mensaje ante los continuos avances y retrocesos en las negociaciones. La plantilla de tripulantes de cabina fue a la huelga el pasado viernes tras una víspera en la que ambas partes mantuvieron nueve horas de negociación infructuosa con la mediación de la Dirección General de Trabajo. Ahora se interpreta que Ryanair busca unas Navidades sin nuevas cancelaciones por huelgas.

Fuentes sindicales muestran incredulidad e interpretan que Ryanair busca, con sus mensajes, unas Navidades sin nuevas cancelaciones por huelgas

Pese a que las posiciones de la empresa están seriamente enfrentadas con las de Sepla, Sitcpla y USO, Jacobs ha reiterado que una muestra de voluntad de negociación es el continuado recurso a las mediaciones, así como los convenios firmados en mercados como Italia. "Este es un negocio y no nos gusta cancelar vuelos. Hay que ser pragmático", ha senteciado Jacobs.

 La aerolínea que gestiona mayor volumen de tráfico en España se ha comprometido esta mañana a que sus más de 3.000 trabajadores en este país estén regulados bajo legislación laboral y contrato local. También ha asegurado que se reducirá gradualmente el porcentaje de contratos a través de empresas internediarias.

Normas