El ahorro acumulado en planes de pensiones equivale a solo nueve meses de pensión pública

La media está en 9.743 euros por partícipe y se dispara a 15.060 euros en Navarra

Los partícipes de Canarias y Murcia quedan por debajo de los 6.000

Planes de pensiones individuales pulsa en la foto

La sostenibilidad futura del sistema público de pensiones va a seguir siendo objeto de debate, a la vista del progresivo envejecimiento de la población y de las largas trayectorias profesionales, y de cotización, con las que los trabajadores acceden a su jubilación. El propio secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, reconocía ayer que el actual sistema puede sostenerse por otros 10 años más, tras los que habrá que tener una alternativa. Y por el momento, los planes de pensiones individuales están muy lejos de ser un complemento efectivo de la pensión pública.

Según datos de Inverco publicados ayer, el patrimonio medio acumulado por partícipe en planes de pensiones individuales era a cierre de 2017 de apenas 9.743 euros. Ha crecido el 8,2% respecto al año anterior pero apenas equivale a nueve mensualidades. Así, la pensión media de jubilación ascendía a cierre de 2017 a 1.071 euros, con 14 pagas, y la cifra ha subido a 1.103,4 euros en el mes de septiembre. La planificación financiera de cara a la jubilación sí ofrece en cambio matices muy diferenciados por comunidades autónomas. Así, los partícipes navarros y vascos son los que cuentan con un patrimonio superior, de 15.060 y 13.692 euros acumulados, respectivamente.

En el lado opuesto, aparecen murcianos y canarios, con ahorro individual en planes de pensiones por una media por partícipe de 5.503 y 5.969 euros. Aun así, todas las comunidades autónomas presentan crecimientos en el patrimonio medio por partícipe respecto a 2016, con la excepción de Extremadura, donde se reduce el 0,5%.

El mapa del ahorro en España en planes de pensiones individuales se parece mucho por tanto al de la renta per capita por comunidades autónomas. Las más ricas son las que más invierten en este producto de ahorro destinado a la jubilación y sus partícipes son también los que hacen una apuesta más decidida por la Bolsa, sin duda el activo con el que aspirar a mayor rentabilidad.

Los partícipes navarros y vascos, además de ser los que han acumulado un patrimonio más elevado –que en el caso de los vascos no incluye a las EPSV, el vehículo de previsión social propio del País Vasco–, son también los que tienen una exposición más elevada a la Bolsa.

Del patrimonio en planes de pensiones individuales del País Vasco, el 17,8% está en Bolsa, por encima de la media nacional del 12,5%. También superan esa media Aragón (13,8%), Cantabria (14%), Cataluña (13,3%) y Navarra (12,9%). Navarra es también la comunidad en la que el peso de los planes mixtos es superior, con un 60% sobre el total, prueba igualmente de la mayor inclinación hacia el riesgo de sus partícipes. No en vano, en una inversión a largo plazo como la de un plan de pensiones, la Bolsa suele ser el activo más aconsejado, en especial para los partícipes más jóvenes. El reverso está en Castilla-La Mancha, Asturias, Castilla y León y Valencia, donde es más elevado el peso de la renta fija en el patrimonio de sus partícipes, con porcentajes que superan el 20% del total, por encima de la media nacional del 18,7%.

En términos generales sin embargo hay una tendencia a la reducción del ahorro en las categorías más conservadoras (renta fija y garantizados), que baja del 63% sobre el total de 2012, al 43% de 2016 al 33% de 2017. En mixtos y Bolsa, la exposición ha subido del 37% de 2012 al 67% cinco años después.

Normas