Hacienda descarta eliminar la deducción a planes de pensiones

Las desgravaciones actuales no se modificarán "ni mucho menos" se plantea su eliminación

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, participa en la Fiesta de la Rosa en Benavente (Zamora)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, participa en la Fiesta de la Rosa en Benavente (Zamora) Efe

El Ministerio de Hacienda descarta eliminar la deducción fiscal de los planes de pensiones en el IRPF y ha señalado que en el caso de las rentas de capital las modificaciones que se plantearán apenas repercutirán en el 0,1 % de los contribuyentes.Fuentes del ministerio informaron que las desgravaciones actuales de los planes de pensiones en el IRPF no se modificarán y "ni mucho menos" se plantea su eliminación.

De esta forma queda descartada la propuesta que Podemos había planteado a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la Mesa de negociación sobre fiscalidad de cara a un posible apoyo a los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

"El Ministerio de Hacienda no está estudiando modificar, ni mucho menos eliminar la deducción fiscal de los planes de pensiones en el IRPF", puntualizaron este sábado las mismas fuentes a Efe, que recuerdan que en el ámbito del impuesto de la renta el Gobierno se limita a explorar un incremento de las que son muy elevadas, tanto del trabajo como del capital. Hacienda insiste en que en caso de que se aprobase un alza del IRPF afectaría sólo a rentas superiores a los 140.000 euros anuales.

En el mismo sentido, fuentes de Podemos también señalaron que su propuesta inicial de suprimir la desgravación de los planes de pensiones ha quedado diluida en la mesa negociadora.

En España hay 91.408 personas con rentas superiores a los 150.000 euros y algunos miles más por encima de los 140.000, que ha sido el umbral finalmente establecido entre el Gobierno y Podemos para subir el impuesto, si bien la Agencia Tributaria no ofrece tal grado de detalle. Este colectivo aporta a Hacienda solo el 15,5% de la recaudación por IRPF, con lo que subir el tipo medio sobre su sueldo del 45% al 49% (o hasta el 52% en las comunidades autónomas con el impuesto más alto) apenas permitiría recaudar entre 200 millones, según el PP, y 400 millones, según el PSOE.

El capital de este colectivo es, sin embargo, la principal fuente de ingresos del gravamen sobre el ahorro. Las rentas altas españolas, el 0,5% de todos los contribuyentes, suman el 44% de toda la base liquidable del ahorro del país. Así, estiman los socialistas, elevar el gravamen del ahorro además del de la renta sumaría unos ingresos adicionales de 1.500 millones de euros.

Es decir, que un incremento combinado del gravamen de las rentas y el del ahorro, como informó que estudia hacer Hacienda, arrojaría un aumento de la recaudación de unos 1.900 millones de euros, según la propuesta que el PSOE realizó en primavera cuando aún estaba en la oposición.

Todo dependerá, en cualquier caso, del tipo al que se suba el gravamen, cifra que ni Hacienda ni Podemos desvelan por ahora. Actualmente hay tres tramos fiscales sobre los beneficios del ahorro, que se grava al 19% por los primeros 6.000 euros, al 21% para los 44.000 siguientes y al 23% a partir de los de 50.000 euros.

 

Normas