INE

La compraventa de viviendas recupera el pulso al dispararse un 16,2% en julio

En los últimos 15 meses, únicamente cayeron las transmisiones el pasado marzo

El número de operaciones es el más elevado para un mes de julio desde 2007

Vivienda
Evoluciñón de la compraventa de viviendas hasta julio de 2018. Europa Press

Tras el frenazo de junio, la compraventa de viviendas volvió a recuperar el pulso en julio con un importante avance del 16,2% respecto al mismo mes del año anterior, hasta contabilizar 45.900 operaciones.

Así, en los últimos 15 meses, el crecimiento de las transmisiones de casas únicamente se vio interrumpido el pasado marzo, cuando descendió un 3,1% en tasa interanual, mes en el que tuvo lugar la Semana Santa.

La cifra de compraventas de julio es la más elevada para un mes de julio desde 2007, cuando hubo 63.731 transacciones en ese mes, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados hoy, que basa su estadística en operaciones inscritas en los registros de la propiedad. En los siete primeros meses del ejercicio, la compraventa de casas acumula un incremento del 11,7%. En términos mensuales, las transacciones sobre viviendas aumentaron un 2,7%.

El 90,5% de las viviendas transmitidas por compraventa en julio fueron libres y el 9,5%, protegidas. En términos anuales, tanto el número de viviendas libres transmitidas como el de protegidas aumentaron un 16,2%.

La mayoría de las operaciones de compraventa, el 83,1%, se realizó sobre viviendas de segunda mano, hasta 38.120, lo que supone un 17,2% más respecto a julio de 2017, mientras que el 16,9% restante eran nuevas (7.780, un 11,4 % más). Hasta julio, la compraventa de viviendas de segunda mano acumuló un crecimiento del 12% y las nuevas, del 11,6%.

Por comunidades, la compra de viviendas creció en todas, salvo en Canarias (donde descendió un 3,9%) y La Rioja (donde cayó un 4,2%). Los mayores aumentos se dieron en Aragón (32 %), Galicia (28,6%) y Castilla-La Mancha (27,1%).

Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, explica que “el hecho de que se hayan vendido medio millón de viviendas en los últimos 12 meses pone de manifiesto la estabilidad en el proceso de normalización" del mercado de la vivienda. A su juicio, a pesar de que el número de operaciones de compraventa se sitúa en niveles de 2009, todavía se encuentran un 35% por debajo de las cotas máximas. "Con estos datos podemos concluir que no nos encontramos en un momento de sobrecalentamiento del mercado", considera. Con todo, avisa que las cifras de ventas de obra nueva siguen siendo muy bajas, de manera que "podría ser un síntoma de futuros calentamientos de los precios en algunas zonas".

En un reciente informe, UBS señala que el mercado inmobiliario español quedó rezagado respecto al del norte de Europa en los primeros compases del ciclo, pero se ha recuperado rápidamente en los últimos años y, según apunta, "es uno de los más atractivos" del Viejo Continente. Indica que las perspectivas para el sector residencial "siguen siendo mixtas", dado que se espera que las principales ciudades y zonas turísticas superen notablemente en operaciones al resto del país, donde todavía hay un exceso de oferta y "una demografía adversa".

En su análisis del mercado inmobiliario de cara al segundo semestre de 2018, Bankinter prevé que el sector "mantendrá su fase de expansión en oferta,demanda y precios durante los años 2018 y 2019", gracias a la mejora del empleo, el atractivo de la vivienda como inversión y los reducidos costes de financiación, que según espera, "impulsarán la demanda residencial hasta un volumen cercano a 540.000 viviendas en 2018 y 580.000 en 2019".

Normas